access_time 15:36
|
12 de abril de 2019
|
|
Día internacional

¿Qué hacer para evitar la propagación del Mal de Chagas?

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1545140441065Vinchuca.jpg
La vinchuca es la principal vía de contagio del Mal de Chagas.

La dolencia es causada por un parásito que puede vivir en la sangre, en los tejidos de personas y animales y en el tubo digestivo de las vinchucas.

La limpieza de muebles, la ventilación de camas y el bloqueo de agujeros o grietas en paredes son algunas de las acciones que recomiendan especialistas médicos para evitar la propagación del Chagas, al conmemorarse este domingo el Día Internacional de la lucha contra la enfermedad.

El Chagas es una dolencia causada por un parásito llamado Trypanosoma cruzi, que puede vivir en la sangre y en los tejidos de personas y animales y en el tubo digestivo de insectos conocidos como vinchucas, explicó Valeria El Haj, directora Médica de Vittal.

Dado que la vinchuca es la principal vía de contagio del Mal de Chagas, lo más importante es evitar su existencia en las viviendas y sus alrededores, indicó la especialista, que proporcionó algunas acciones preventivas a tener en cuenta para lograr su erradicación.

Es importante revisar frecuentemente las viviendas y sus alrededores, dado que las vinchucas dejan manchas de materia fecal en las paredes que son claramente identificables.

El Haj puntualizó también que se debe ventilar las camas y los catres; limpiar detrás de muebles y objetos colgados de las paredes; así como mover y revisar objetos amontonados lo más frecuentemente posible.

Además, aconsejó evitar que los animales (perros, gatos, chanchos o gallinas) duerman dentro de la casa, mencionó la importancia de construir gallineros y corrales lejos de la casa, y recomendó tapar las grietas y agujeros de las paredes y techos para alisar dichas superficies.

Finalmente, con el fin de optimizar los controles a quienes viven en zonas endémicas, se les pide que si encuentran vinchucas intenten agarrarlas con un guante, con cuidado de no aplastarlas, y que las transporten en un frasco o bolsa con ventilación a la autoridad municipal para solicitar el rociado de la vivienda y permitir el análisis del insecto.

Caso reciente en Mendoza

El caso de una nena de 8 años, en marzo, que llegó al Centro de Salud de Ugarteche, en Luján de Cuyo, con una visible hinchazón en el ojo -conocido como el síndrome de romaña-, uno de los síntomas del Chagas, fue el detonante para que las autoridades sanitarias advirtieran que sus siete hermanos también habían sido picados por vinchucas hace algún tiempo. 

Los niños viven en una precaria vivienda en la zona rural de Carrizal del Medio, todos al cuidado de su abuela. Según se pudo conocer, son niños que están en una situación de alto riesgo y que están siendo asistidos a través de los distintos programas del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes.

La situación fue abordada en la guardia del centro asistencial, donde se le practicaron los estudios de laboratorio. En principio, los resultados para determinar si tiene Chagas dieron negativos, pero la muestra fue derivada a Infectología.

Según explicaron, la criatura había sido picada por el insecto en los primeros días de marzo, pero fue llevada por uno de sus familiares casi 10 días después.

La información fue confirmada por el director del Centro de Salud 39 de esa comunidad, Gastón Bustos, quien manifestó que la nena fue asistida el 11 de marzo y el 14 fueron abordados sus hermanitos en un operativo sanitario.

Chagas, a nivel nacional

Se estima que en la Argentina por lo menos un millón y medio de personas de todas las edades están infectados con chagas, una enfermedad parasitaria potencialmente mortal, causada por la picadura de la vinchuca.

Las estadísticas han arrojado que el 40% de los nuevos casos se da por la trasmisión de la mamá a su hijo.

Sin embargo, menos del 10% de los infectados cuentan con diagnóstico y reciben algún tipo de tratamiento, ya que la gran mayoría desconoce su condición y desarrolla la enfermedad en forma asintomática.

La pobreza y las malas condiciones de vida, como techos precarios, paredes de adobe, favorecen la presencia de este insecto, como también la falta de controles y de medidas de prevención, a la que el sector más postergado de la población no accede, muchas veces por la falta de educación.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.