access_time 18:40
|
10 de mayo de 2017
|
En bananas

¿Qué cantidad de radiación recibiste producto del accidente nuclear en Fukushima?

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/001/220/349/001220349.jpg

<p>A m&aacute;s de 6&nbsp;a&ntilde;os del tsunami que destruy&oacute; la central nuclear japonesa, un estudio revela cu&aacute;l es la dosis de radiaci&oacute;n que cada humano recibi&oacute;.</p>

Un estudio del Instituto Noruego de Investigación del Aire revela que, desde el accidente de la central nuclear de Fukushima en marzo de 2011, los seres humanos hemos recibido una radiación de 0,1 milisieverts durante los últimos seis años, una cifra que en dosis equivalente a una banana (BED por sus siglas en inglés), asciende a un total de 1.000 bananas.

Quizá no lo sabías, pero la mayoría de las frutas son radiactivas, y de todas ellas el plátano es con diferencia la que tiene mayor cantidad de radiación. Esto es debido a que son ricas en potasio, un elemento radiactivo. No obstante, su dosis es muy pequeña: en una banana común de unos 150 gramos es posible encontrar unos 600 miligramos de potasio, que equivale a 18,5 becquerelios, una unidad que mide la actividad radiactiva.

La dosis equivalente a comer una banana cada día del año es de 0,036 milisieverts, que es muy inferior a la radiación natural de la Tierra en el mismo período, que es de 2,4 milisieverts. 

Para que podamos entender estos valores, es importante saber que las dos unidades más usadas para describir cantidades de radiación son los becquerelios (Bq) y sieverts (Sv). Los Bq describen las partículas de radiactividad, siendo 1 Bq una partícula en descomposición cada segundo. Los sieverts se usan para describir la cantidad de energía radiactiva que recibe el cuerpo, y en este caso 1 Sv es un jule de energía por cada kg de peso corporal. Un milisievert (mSv) sería 0,001 julios de energía por cada kg de peso.
 
Para llevar a cabo su estudio, los investigadores noruegos se han basado en las mediciones de dos isótopos radiactivos de cesio diseminados por el accidente nuclear de Japón. Para ello, utilizaron los datos recogidos por el Tratado de Prohibición Completa de Ensayos Nucleares.
 
Uno de los isótopos es el cesio-137, un elemento pesado que puede recorrer largas distancias debido a que es soluble en agua. De acuerdo con las mediciones, el 23% de esta sustancia se quedó en el país nipón y el resto habría llegado a los océanos. Según las estimaciones, 163 TBq se distribuyeron en América del Norte (equivalente a 11.000 millones de bananas), 14 TBq en Europa y 47 TBq en zonas de Asia, con pequeñas trazas en Oceanía, África y la Antártida.
 
Sus resultados determinan que en la mayor parte de las personas residentes fuera de Japón la dosis recibida ha sido de 0,1 mSv, que equivale a hacerse una radiografía. La dosis promedio fue mayor para los japoneses, que ascendió a 0,5 mSv. Aunque este dato tampoco es preocupante, puesto que equivale a hacerse una tomografía computarizada (TC). 

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.