Lionel Messi rompió el silencio este miércoles luego de la polémica que protagonizó Canelo Álvarez, quien lo amenazó públicamente a través de su cuenta de Twitter.

El boxeador mexicano aseguró que el crack argentino había “limpiado el piso” con la camiseta del equipo azteca, el pasado sábado en los festejos por la victoria de Argentina.

Justamente, este miércoles, Álvarez se arrepintió y pidió perdón: “Estos últimos días me dejé llevar por la pasión y el amor que siento por mi país e hice comentarios que estuvieron fuera de lugar por lo que quiero disculparme con Messi y la gente de Argentina”

Consultado por esa situación, la Pulga ofreció su punto de vista: “Ahí vi que él salió a pedir disculpas. Creo que fue un malentendido, el que me conoce sabe que nunca le falto el respeto a nadie, que es parte de un vestuario lo que pasa después de un partido.

Y sentenció: “No tengo que pedir perdón porque no le falte el respeto a la camiseta, a la gente de México ni a nadie”.