access_time 14:24
|
19 de noviembre de 2019
|

El Juicio

Próvolo: la defensa pidió la absolución de los acusados de abuso

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1566485721773Alicia%20Arlotta%20defensora%20de%20los%20imputados%20del%20Pr%C3%B3volo.jpg

La letrada que asiste a los curas Corbacho y Corradi, y al ex jardinero Gómez, solicitó que si llega a fijarse una condena, sea mínima de 10 años y no de 50 años porque sería "inconstitucional".

La defensora oficial Alicia Arlotta pidió este martes la absolución de los tres acusados por los abusos sexuales en el Instituto Antonio Próvolo en perjuicio de los ex alumnos sordos. La letrada, por otra parte, consideró que si el tribunal llega a fijar una condena, no sea la máxima solicitada por la querella -50 años-, ya que la misma sería inconstitucional.

"Todas las acusaciones están indeterminadas en fecha, se impone la duda y la mentira", disparó Arlotta, según reconstruyeron fuentes tribunalicias.

De esta manera, puso un manto de sospecha a los testimonios de las víctimas antes de solicitar que queden desvinculados del caso los religiosos Horacio Corbacho (61), Nicola Corradi (83) y el ex jardinero Armando Gómez (51) por los delitos de abuso sexual simple, agravado y corrupción de menores en 25 acusaciones.

Además, la defensora oficial arremetió contra la prueba presentada por el Ministerio Público Fiscal, a la que calificó de no superar el mínimo de duda como para arribar a una sentencia condenatoria.

Después de tres días de alegatos, Arlotta también planteó como escenario posible que los magistrados Carlos Díaz, Mauricio Juan y Aníbal Crivelli consideren culpables a sus defendidos.

Fue allí cuando objetó la pena solicitada por la fiscalía y la querella, 45 y 50 años, al considerarla "desproporcionada".

Trajo a colación la situación del ya sentenciado "monaguillo" Jorge Bordón, el que en un juicio abreviado en 2018 recibió la mínima de 10 años por 11 hechos.

En este juicio que empezó el 5 de agosto, Corbacho fue juzgado por 16 imputaciones, Gómez por cuatro y Corradi por cinco, teniendo en cuenta lo que finalmente terminó sosteniendo la fiscalía.

Siguiendo el hilo conductor de la nulidad de todo lo actuado en el juicio, la absolución y, en el caso de la condena, imponerse la mínima, la patrocinante consideró que la pena de 50 años "es inconstitucional" porque en personas que ya promedian los 50 años, significa dejarlos presos de por vida.

Críticas a Xumek

Al final de sus alegatos y pasadas las 17,30, la defensora pública cuestionó a los abogados querellantes, integrantes de Xumek, que compararon al caso Próvolo con los delitos cometidos durante la dictadura militar.

Desde su historia de vida personal dijo que no iba a permitir tal vinculación, habiendo ella vivido en carne propia el secuestro y la tortura de su papá, "por parte del Estado, que tenía el deber de protegerlo".

El contraataque

La semana pasada, el jefe de los fiscales de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, Alejandro Iturbide y el instructor del caso, Gustavo Stroppiana, requirieron 45 años para los curas y 22 y medio para Gómez, dada su discapacidad y por no estar alfabetizado.

En tanto, los querellantes fueron por la máxima y hubo una diferencia para el empleado, donde los abogados Oscar Barrera y Leandro Lanci reclamaron 30 años de prisión efectiva.

Después de escuchar a Arlotta, este miércoles los fiscales harán uso del derecho a réplica y contestarán a lo que expuso la defensa.

Se espera que entre jueves y viernes se conozca la sentencia, ya que el martes 26 se estarían venciendo los plazos de las prisiones preventivas.

 

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.