access_time 17:50
|
15 de mayo de 2017
|
Investigación

Próvolo: los enviados de Francisco fueron obligados a romper el secreto eclesiástico

<p>Los enviados del Vaticano deber&aacute;n aportar informaci&oacute;n de los dos curas, de lo ocurrido en Italia y Argentina. Los cl&eacute;rigos, por su parte, se declararon inocentes.</p>

Por:

Los enviados por el Vaticano para investigar a los curas Nicola Corradi y Horacio Corbacho, por las numerosas denuncias de corrupción de menores de edad hipoacúsicos del Instituto Antonio Próvolo, se presentaron este lunes ante el fiscal Flavio D’Amore y respondieron las preguntas de la querella.

La Fiscalía le impuso al vicario judicial del Arzobispado de Córdoba- de la Doctrina de la Fe-, el sacerdote Dante Simón, y su par Juan Martín, a romper el secreto pontificio y aportar a la causa toda la información que posean de los clérigos imputados por delito de abuso sexual y corrupción de menores, lo ocurrido en Italia, La Plata y Mendoza.

Luego de estar declarando siete horas ante D’Amore y los abogados defensores, los clérigos en contacto con la prensa contaron que sólo investigarán a Corradi y Corbacho por ser curas, mientras que a la monja Kosaka Kumiko la dejaron en manos de la investigación fiscal.

“La religiosa que está privada de la libertad tendrá que someterse a la Justicia de la fiscalía y juez posteriormente, porque no es clérigo. Los sacerdotes son doblemente investigados, por la Justicia y la Iglesia, y condenados por los dos”, mencionó Simón.

Dante Simón

Esta averiguación eclesiástica paralela les ha permitido dialogar con los imputados, los cuales han asegurado a Simón “que no han cometido” ningún delito contra los menores.

“La mayoría de los denunciados siempre niegan, o porque son inocentes o porque si tienen la psicología de un abusador no asumen su hecho. En este caso, ellos dicen que no, que no han cometido nada”, amplió el vicario judicial.

Respecto de las víctimas, los representantes del Vaticano aseguraron que no se comunicaron con ellas porque no poseen el expediente de la causa, ni información de quiénes son los afectados ya que nunca realizaron la denuncia en el Arzobispado de la provincia. Además indicaron que tampoco lo podrán hacer a futuro por pedido de la querella.

“Los abogados (de los denunciantes) nos dijeron hoy que los afectados no desean hablar delante de nosotros”, sostuvo Simón. En efecto, el abogado de la ONG Xumek, Sergio Salinas explicó que “las víctimas pidieron no ser entrevistadas por ellos (Iglesia) porque se van a sentir revictimizados. Lo que si desean es que investiguen a los curas”.

La primera medida del Vaticano ante las denuncias e información difundida en los medios de comunicación, los corresponsales indicaron que los sacerdotes han sido suspendidos del ejercicio del ministerio hasta que se aclara la “aberrante” situación.

Juan Martínez

Esto se debe a que la Santa Sede considera un “hecho gravísimo, que preocupa, y genera un dolor que no tiene límites”.

La querella, por su parte, indicó que existen suficientes pruebas en la investigación para condenar a los imputados, sólo que de condenarlos “ya” no se podrá llegar a las autoridades que encubrieron estos hechos y no alertaron sobre los abusos cometidos fuera y dentro de la provincia.

El próximo paso de la Fiscalía

Para esta semana el fiscal dispuso que se continúen realizando más cámaras Gesell a las víctimas e investigados.

Además del informe que deberá presentar el hasta el viernes los enviados por el Vaticano, si no desean ser arrestados por encubrimiento.

Qué dijo el enviado del papa Francisco 

- “Yo recopilo información (de los curas pedófilos) y la Santa Sede es la que obra, esto puede ser a través de diferentes métodos: aplicar una pena en cuanto termine la investiga; puede aplicar la pena máxima de la expulsión; puedo pedir que se realice un proceso penal judicial o administrativo; puede indicar que falta información; o que no hay mérito suficiente”.

- De los ocho casos investigados, “este es el más mediático que me ha tocado por las denuncias que ustedes (en relación a la prensa) están dando a conocer”.

- “Hay que tener en cuenta que la Iglesia no tiene cárcel, pena de muerte, ni las posibilidades de la policía. Lo máximo es la expulsión del Estado clerical”.

- “Nuestro objetivo es escuchar a los denunciantes, porque son ellos los que ponen en movimiento nuestra investigación. No nos contactamos con ellos porque no sabemos quiénes son”.

 

- “Los menores son doblemente vulnerables porque tienen una discapacidad, son el cristal de la sociedad, y los cristales se protegen, se cuidan, porque la marca en un menor es para toda la vida”.

- “El Papa no va a estar hablando de hechos singulares (por el Próvolo), propios de un territorio, para eso existe un organismo como la curia donde están todas doctrina, entre ellas la Doctrina de la Fe”.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.