access_time 15:53
|
26 de marzo de 2019
|
Abusos sexuales

Próvolo: estiman que en dos meses habrá juicio

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1553614459704Acusado%20Provolo%20(1).jpg
Nicola Corradi está acusado de abusos sexuales en Mendoza y en el Próvolo de La Plata.

Siguen las audiencias preliminares y la defensa de los acusados de abuso sexual contra los alumnos del colegio religioso continuó rechazando la prueba analizada para el debate. La querella y la fiscalía reclamaron que "las víctimas piden que el tecnicismo se resuelva rápido".

La defensa de los sacerdotes y del empleado hipoacúsico acusados de abusar sexualmente de niños y de jóvenes que estudiaban en el Instituto Próvolo de Carrodilla, siguió planteando este martes objeciones a la elevación a juicio, en la continuidad de una audiencia que comenzó hace dos semanas.

Para la fiscalía de Delitos Sexuales, a cargo del fiscal Gustavo Stroppiana y para los abogados querellantes -Sergio Salinas y Oscar Barrera, "lo único que hace con estas oposiciones es dilatar más la llegada a debate, pero creemos que toda la elevación ha sido bien fundada".

Se trata de los hechos que se le endilgan a Nicola Corradi, Horacio Corbacho y Armando Gómez, asistidos por la defensora oficial, Alicia Arlotta, quien se negó a hacer declaraciones.

Los religiosos y el empleado del instituto educativo que están cumpliendo la prisión preventiva están acusados de vejar a alumnos sordo mudos, con el agravante de que tenían la guarda de los menores.

Aventurando que queden dos audiencias más hasta que se fije el juicio, se considera que en dos meses podría darse el inicio al debate.

Las objeciones serán analizadas por el juez Carlos Manuel Díaz, que integrará el tribunal colegiado para el debate.

"La defensa ha hecho una profusa alegación en contra de la prueba del Ministerio Público, en donde en nuestro caso estuvo como cinco horas haciendo objetando todo lo que habíamos ofrecido para que sea tenido en cuenta al momento de llegar al juicio. Entendemos que la prueba es válida, es conducente y que deberíamos sortear esta etapa", manifestó Stroppiana.

Asimismo, reclamó que "tanto los imputados, como las víctimas tienen derecho a cerrar esta etapa y que se llegue a un juicio".

Por su parte, Salinas también se mostró en desacuerdo con los planteos de la defensora oficial y disparó: "son posturas ajenas al derecho lo que está aduciendo". Y continuó: "O es política judicial o está trabajando para otra causa, son chicanas lo que se conoce comúnmente".

"Estamos un poco cansados hasta el hastío y creemos que es una falta de respeto para las víctimas", consideró.

Desde su óptica, Barrera consideró que "la defensora sigue oponiéndose a las pruebas pero no agregó nada nuevo de lo que ya se había dicho, creo que en esta audiencia podría terminar ya con la impugnación y dar paso a los querellantes que lo vamos a rebatir".

La libertad de Kumiko Kosaka 

Otra de las causas que se derivan de los abusos sexuales es la participación primaria de la monja japonesa Kumiko Kosaka, la cual ya fue elevada a juicio, pero la defensa solicitó el recupero de la libertad.

Desde febrero que está siendo revisada esta petición y se retomará la audiencia el próximo 4 de abril.

Kumiko está imputada por participación primaria en nueve hechos de los delitos de abuso sexual y corrupción de menores en el Instituto Antonio Próvolo, entre el 2004 al 2012 cuando desempeñaba sus tareas en ese lugar, teniendo bajo su custodia a las niñas. 

Al momento de trascender la denuncia de los abusos sexuales, Kumiko estaba en Buenos Aires y hacía varios años que ya no trabajaba en el colegio religioso.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.