“Hoy, lamentablemente, nos vemos muy limitados y aunque quisiéramos, no hay cómo atender tanta pérdida”, afirmó el subsecretario de Agricultura de la provincia, Alfredo Aciar, quien reconoció que “se están abandonando fincas en la Zona Este” debido a la crisis que soporta el agro mendocino. 

Las tormentas que soportaron los cultivos en los últimos meses provocaron una pérdida al Este de 1.500 millones de pesos, según estimaciones del sector.

Casi 87.000 personas viven en el campo de la zona Este. Según datos del Instituto de Desarrollo Rural de Mendoza, los cinco departamentos que forman la región tienen una población aproximada de 240.000 personas. Allí sobreviven 6.399 explotaciones agropecuarias que ocupan una extensión de casi 92.000 hectáreas.

Funcionarios del Gobierno provincial reconocieron que se preveían tiempos difíciles pero parece que nadie registra que miles de mendocinos en las fincas y en las viñas la están pasando muy mal.

“Este año los productores cosecharon menos de 20% que el año pasado”, graficó Pedro Escudero, director de Promoción Económica del departamento de San Martín, donde hay 30.000 hectáreas de viñas.

Asimismo, el funcionario municipal explicó que “si a esta problemática sumamos a los que riegan con pozos, cuyas facturas de la luz pasaron de 6.500 a 35.000 pesos, entendemos que no tienen posibilidades de seguir adelante. Es por eso que están abandonando las fincas”.

“No puedo  precisar qué cantidad de fincas ya dejaron de producir y se vendieron. Incluso la venta es poca porque hay poco interés en comprar. Están a la venta porque saben que no la pueden trabajar y las van a perder”, aclaró.

Escudero indicó además que “hemos recibido ofertas en la oficina de 10, 15, 20 hectáreas, pero no tienen mercado porque no es bueno invertir ahora en este rubro ya que no es negocio. Más que ventas hay abandono de fincas”.

El valor de la tierra

Roberto Irrera, de la Cámara Inmobiliaria de Mendoza, comparó valores: una hectárea de una finca nueva, con olivos en producción, cuesta en el Este 250.000 pesos. Por otro lado, un lote de 500 metros cuadrados en un barrio privado de Rodeo de la Cruz, cuesta entre 600.000 y 800.000 pesos.

Otro dato aportan dirigentes ruralistas: una hectárea en el Este está costando 3.000 dólares mientras que en el Valle de Uco se cotiza entre 120.000 y 130.000 dólares.

Oscar Cerezo, de una inmobiliaria de la zona, destacó que por año “venimos perdiendo entre 30 y 40% del valor de venta de las propiedades debido a la inflación”. Señaló además que los productores “llegan a la  venta de sus fincas porque no les conviene tenerlas y porque los jóvenes se van del campo, no hay dinero para seguir invirtiendo”.

 

Otra vez la crisis

Escudero señaló que “vengo de una escribanía a la que fui con tres productores. Hicieron los papeles para demostrar que están incapacitados de pagar todo tipo de impuestos y créditos del Fondo de la Transformación”.

Además explicó que “la Ley de Emergencia que rige en la provincia dice que no se puede hacer juicio hasta el 31 de marzo del año que viene. En algunos, casos el Fondo está mandando cartas, es como si no se hubieran enterado de la ley y de la crisis”.

El funcionario recordó asimismo que “lo único que ha salido como ayuda del Gobierno de la Provincia es un subsidio de sostenimiento de empleo que es para cuatro meses, un salario de 1.800 pesos, fundamentalmente para contratistas con hasta 20 hectáreas y con el 50 por ciento de daños”. Y agregó: “Pero por los requisitos muy poca gente se pudo anotar. Es lo único que se ha hecho desde que Cornejo asumió en diciembre. No se ha entregado desde el gobierno ni una sola cucharada de sulfato como para ayudar”.

“Tenemos una preocupación  terrible porque en el municipio no están ni los fondos ni las herramientas necesarias para ayudar a la gente”, añadió.

“Esto es caótico por donde lo mirés”, afirmó Escudero y subrayó: “Ahora a la Dirección de Desarrollo Económico le vamos a poner ‘Dirección de Involución Productiva’; en San Martín vamos para atrás en calidad de fincas y calidad productiva”.

El aporte del Gobierno

El subsecretario Aciar argumentó que han cumplido con el pago de varios programas y bajaron a la región, especialmente el departamento de San Martín, varios millones de pesos: pagaron este año por el Fondo Solidario 18 millones de pesos; por sobre stock de vinos 27 millones de pesos; contra el desempleo comenzaron planes de trabajo de 1.800 pesos por mes; por cosecha y acarreo facilitaron créditos por 60 millones de pesos.

“Espero que se componga la macro economía, y a medida que Cornejo ordene las cuentas fiscales, irán surgiendo algunos fondos para asistir de mejor manera toda esta problemática de la producción”, cerró Aciar.