Como resultado, se juntaron unos 250.000 envases, especialmente de gaseosas, denominados PET. Fue importante la participación de 15.000 alumnos en 30 puntos. El material se entregó a una empresa dedicada a moler los objetos plásticos, para producir una enzima que luego se exporta a diferentes países. Posteriormente, se les paga a las escuelas según la cantidad acopiada; con lo recaudado, se compran útiles y elementos para Educación Física.

       Teniendo en cuenta que Guaymallén tiene 1.100.000 metros de acequias para limpiar, este programa tiene como objetivo evitar que los plásticos colapsen estos cauces y disminuir las 240 toneladas diarias de residuos sólidos urbanos que produce el departamento, de los cuales, 20% es plástico. Cabe destacar que durante este año se crearon 20 puntos limpios más.