Los concejales radicales del departamento de Santa Rosa Walter Fredes, Ana Barroso y Darío Raed abrieron las puertas para la negociación que le permitiría al jefe comunal, Antonio Ponce, el incremento de 930.000 pesos más del presupuesto a la cuenta de servicios, los cuales piensa utilizar para el pago de los haberes de 120 contratados.

    La polémica se generó porque el intendente Ponce pidió una ampliación de la partida anual que utiliza para servicios y pagos de contratos, la cual fue negada inmediatamente por los ediles. En el presupuesto conformado a principio de año se señalaba que el intendente contaba con 1,4 millones de pesos para gastos de servicios y pagos de contratados. En julio, Ponce solicitó un incremento 400.000 pesos, el cual desató similares reacciones a las actuales.

    Las declaraciones emitidas por el edil Walter Fredes (UCR) indican que existe un acercamiento hacia la petición de Ponce. Fredes manifestó que “con el listado que hoy nos entrega el intendente, en el cual podemos observar la cantidad de contratados, las funciones que desempeñan estos y los ingresos que perciben, podremos analizar la petición de Ponce”.