Este convenio tiene como objetivo ofrecer pasantías educativas rentadas a estudiantes de las distintas facultades. Se busca así conseguir el recurso humano necesario para fortalecer la implementación de la moratoria previsional, que les permitirá acceder a una jubilación a los abuelos que les faltan aportes. Para acceder a estas pasantías, los estudiantes deberán ser alumnos regulares de la UNCUyo, ser mayores de 18 años y no deberán tener otra ocupación.

     El Ministerio de Desarrollo Social, a cargo de la coordinación, seleccionará a los postulantes y ofrecerá una capacitación previa. Los pasantes percibirán durante su prestación un “estímulo mensual en concepto de viáticos, gastos educativos y erogaciones”. La duración será de un año. El ministro de Desarrollo Social, Sergio Pinto, aprovechó para reiterar que los abuelos interesados deberán realizar desde agosto los trámites de inscripción. Los lugares y fechas de inscripción “serán informados a la comunidad por los distintos medios de comunicación”, indicó.