Mariana Juri, puso el grito en el cielo solicitando que las estaciones de servicio de la provincia que se encuentran en el límite con Chile queden excluidas de esta disposición. Ayer, esta dependencia del Ejecutivo nacional les comunicó al gobernador Julio Cobos y a Juri que firmarán una resolución donde quedará fijada la exclusión de Mendoza, Neuquén y Río Negro en el precio diferenciado para las naftas. Si bien la medida no comprende otros combustibles, esto no significa una preocupación, ya que la mayoría de los vehículos chilenos son nafteros.

        En Mendoza son ocho las estaciones que se encuentran en la frontera y que no se verán perjudicadas con la decisión nacional. Además de Juri, quien alertó que la medida repercutiría en el turismo provincial, la decisión de establecer precios diferenciales tampoco fue muy bien tomada por las autoridades chilenas. Incluso, fuertes cortocircuitos empañaron las relaciones entre ambos países. Algunos políticos trasandinos llegaron a considerar que se trataba de un boicot hacia su país.