Por eso, los comercios ya no pueden venderles a los usuarios abonos Mendobus y, a su vez, sólo expenden las tarjetas magnéticas que tengan de remanente, porque ya no hay abastecimiento de esos cartones. El Ministerio de Ambiente y Obras Públicas les recordó a los usuarios del transporte colectivo del Gran Mendoza que el uso de la tarjeta magnética Mendobus tiene vigencia hasta el 31 de diciembre y que a partir del 1 de enero sólo se podrá usar para viajar las tarjetas electrónicas Red Bus.

         Por ese motivo, los comercios ya dejaron de vender abonos Mendobus desde el 10 de noviembre y la empresa proveedora dejó de reponerles tarjetas magnéticas de cualquier tipo desde el 27 de ese mes. De esta manera, tanto los abonos como las restantes tarjetas magnéticas que estén en poder de los usuarios perderán validez en enero y los eventuales saldos remanentes no podrán ser canjeados, sin excepción.

       La Dirección de Vías y Medios de Transporte ha establecido este cronograma previendo plazos que exceden en los tiempos de uso el stock de las tarjetas Mendobus que están en poder de comercios y usuarios. Los negocios a los que aún les quede un remanente de cartones magnéticos pueden comercializarlos hasta que se les terminen y a partir de ahí sólo podrán vender y cargar tarjetas Red Bus. En este sentido, las terminales de las empresas de colectivos y la Terminal del Sol ahora expenden abonos, pero de Red Bus. Los requisitos a cumplir por parte de los usuarios para adquirir estos son los mismos que antes.