La intención es comprobar si aquellos funcionarios que recortaron las vacaciones de los docentes se encuentran trabajando. La decisión oficial fue comunicada por el director de Recursos Humanos de la DGE, Roberto Videla, a través de un memorándum enviado a las escuelas. Por su parte, los supervisores gozarán de las dos semanas de vacaciones, al igual que aquellos docentes con cambios de funciones que se encuentran trabajando en las escuelas. La secretaria de asuntos legales del SUTE, Marisa Giacca, manifestó que “queremos saber cuáles son los parámetros establecidos por Videla para marcar las diferencias.

      Es una locura que docentes que realmente necesitan las dos semanas por sus condiciones de salud, no puedan gozar de esos beneficios”. Giacca convocó a todos los docentes para el lunes, a las 9, en la sede del Sute, desde donde partirá la movilización