El subsecretario de Medio Ambiente, Gustavo Morgani, se presentó ayer ante la Comisión de Medio Ambiente, Urbanismo y Vivienda del Senado para explicar los tiempos de traslado de los cuatro hornos crematorios (dos para residuos patológicos y dos para cadáveres) que funcionan en el cementerio de Capital y los alcances del acuerdo tripartito entre el Gobierno y los municipios de Las Heras y Capital.

    Detalló cómo se logró elegir el predio fiscal de diez hectáreas en Capdevila, los nuevos planos, las características de la carpeta asfáltica, cuyos trabajos comenzaron el 17 de octubre, la red eléctrica y que, como se declaró desierta la licitación para la red de gas, se hará mediante concurso privado. “Lo demás será responsabilidad del municipio y creo que en el primer semestre del 2007 deberían estar concluidas las obras”, indicó Morgani. Con respecto a los residuos patogénicos y las frustradas gestiones para plantas de tratamiento en el sector privado, anunció que se está trabajando en el impacto ambiental de Capdevila y se hará una audiencia pública el 30 de noviembre.