Mientras en el Frente para la Victoria ya tiene los nombres y mezclaron la campaña nacional con la carrera por la Gobernación, en Cambia Mendoza aprovecharán este fin de semana para acordar los partidos que irán en el frente, considerando el mandato del Congreso de Guayleguachú, donde se priorizó la alianza con el PRO de la Mauricio Macri y la Coalición Cívica – ARI de Lilita Carrió.

Sergio Pinto, presidente de la UCR mendocina y miembro de la comisión que definirá los nombres para la listas nacionales, dijo que lo primero –seguramente desde este viernes– será conformar el frente que competirá en las PASO nacionales del 9 de agosto.

Pinto dijo que al estar cien por ciento concentrados en la campaña provincial, lo más probable es que aprovechen al máximo los plazos. “Tenemos que trabajar primero en la integración del frente. Aunque haya muchos nombres que suenan para ocupar los cargos, lo primero es conversar con los partidos de Cambia Mendoza y conformar el frente para la lista nacional”, recalcó.

“Tenemos que trabajar primero en la integración del frente”.

La llegada este viernes de Ernesto Sanz, presidente nacional de la UCR y precandidato a presidente, permitiría iniciar las conversaciones con todos los partidos para definir quienes participarán del bloque, algo que en principio parece sencillo. Lo complicado se dará cuando comiencen las negociaciones para ponerle nombres a las listas, proceso que tiene como plazo final el 20 de junio.

No se trata de una labor sencilla, considerando la intención de la Unión Cívica Radical de mantener los cupos que tiene hoy en el parlamento y las intenciones, especialmente del PRO, de poner sus nombres locales en lugares que le aseguren presencia en alguna de las cámaras.

Fue Julio Cobos la semana pasada quien dejó claro que en el principal partido opositor esperan ocupar los primeros lugares de las listas para elegir a los representantes mendocinos en el Congreso nacional. Esa intención va directamente en contra de los deseos del PRO, que de la mano de Mauricio Macri quiere poner uno de sus nombres en la carrera hacia el Senado.

En las elecciones nacionales Mendoza debe elegir tres senadores y cinco diputados nacionales, hoy la UCR pone en juego los cupos de Sanz y Laura Montero, y el de Enrique Vaquié en la Cámara Baja, y la intención es mantenerlos, por lo que esperan ocupar los primeros nombres en las listas. Según los cálculos de Cambia Mendoza, con base en los números de la PASO, podrían ganar dos senadores y tres diputados.

Los posibles

El jefe de Gobierno porteño quiere ubicar a la enóloga y empresaria del vino Susana Balbo en la lista a la Cámara Alta. Esto va en contra de las expectativas radicales, ya que por un lado Julio Cobos estaría interesado en el primer lugar de la lista y también están las intenciones de los Territoriales, los radicales del Este que quedaron fuera de la fórmula provincial y que apostarían a un cupo nacional.

“Esperamos que la distribución de los cupos de la alianza opositora sea equitativa”.

Pero eso no es todo, porque las voces locales del PRO consideran que, más allá de los deseos de Macri, el nombre que debe ir en una lista nacional es el del titular del partido a nivel local, el senador Gustavo Cairo, por encima de Balbo, quien no tiene una trayectoria política conocida.

Consultado por las negociaciones, Cairo no se refirió a los trascendidos que lo ponen como un posible candidato, pero sí recalcó que “como partido esperamos que la distribución de los cupos de la alianza opositora sea equitativa”.

Si el tema ya parece complejo, en el PRO habría una tercera arista, el joven concejal de capital, Gustavo Senetiner. En este caso esa posibilidad estaría “bancada” por dirigentes nacionales del partido.

Con ese panorama, las próximas dos semanas serán clave en el bloque que confía en ganar el 21 de junio y gobernar Mendoza. No es una tarea fácil, con los radicales apostando a conservar sus cupos y el PRO, con fuertes presiones de Macri y empresarios locales, queriendo ganar terreno de la mano de la alianza con Cornejo.