access_time 16:54
|
6 de noviembre de 2009
|
|
Agrupación Pan y Rosas

Protesta en el Juzgado de Familia por el caso de Micaela Reina

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/000/028/946/000028946-2009111dsc00903.jpg

La asociación de mujeres protestó frente al Juzgado de Familia. Piden la renuncia de la jueza Elsa Galera, quien tenía el caso en sus manos.

Luego de que la Justicia dictaminara la libertad del padre de Micaela Reina, la agrupación Pan y Rosas salió a protestar en el Juzgado de Familia.

“Estamos en contra de lo que dictaminó la Justicia. Pedimos la encarcelación de los culpables en el caso de Micaela, su padre y su Tío. También exigimos la renuncia de la jueza Elsa Galera, que si hubiese ayudado a la madre cuando esta hizo la denuncia, Micaela hoy estaría viva”, expresó Silvia Luna, representante de la Asociación Pan y Rosas.

Esta organización independiente defiende los derechos femeninos y tiene por objetivo denunciar todos aquellos hechos injustos que involucren al género. Por ello al enterarse, mediante los medios de comunicación, que el padre -involucrado en el asesinato- de Micaela Reina había sido dejado en libertad, la organización no dudó en movilizarse. Así, la asociación se reunió en el Juzgado de Familia, para pedir la renuncia de la jueza Galera.

El caso de Micaela Reina (12) resonó con fuerza en mayo de 2007. La niña fue secuestrada por su padre, Alejandro Pradenas, quien había sido denunciado sucesivas veces por la madre de Micaela, Marta Reina. La mujer denunció la captura de la niña en el Quinto Juzgado de Familia. La titular del mismo es la Jueza Elsa Galera, quién le dijo a la madre de la niña, que si “estaba con su padre no correría ningún peligro”. Luego de unos días Micaela apareció muerta. Los peritos Aseguraron que hubo violación y que la joven había sido violada.

La agrupación no pudo comunicarse con la familia de la victima, sin embargo salió a protestar en su apoyo. “El caso de Micaela nos llegó por los medios, y nos indignó mucho la decisión del Juzgado. Pese a que no nos pudimos comunicar con la familia de Micaela, igual salimos a repudiar que dejaran libre al violador”, lanzó la delegada, y agregó que en Mendoza muchos de estos casos son dejados impunes.

Frente al aumento de denuncias por abuso sexual en Mendoza, Luna opinó: “La gente esta sensibilizada por el caso del Chacal, y lo ve como un hecho aberrante y aislado, pero continuamente las mujeres sufren estes tipo de abusos, y el Gobierno actua de forma benévola con los violadores”.

Pan y Rosas brinda su apoyo a todas aquellas mujeres que sufran discriminación o abuso de cualquier tipo. Existe desde el año 2003 en el país, pero en Mendoza funciona hace dos años con actividades de apoyo.
“También apoyamos a las mujeres ajeras que fueron reprimidas en Las Heras. Que hace tres años reclamando aumento de salario y mejores condiciones de trabajo, fueron reprimidas”, comentó Luna.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.