Alerta de Defensa Civil por tormentas en distintas zonas de Mendoza
access_time 01:29
|
13 de febrero de 2007
|
|
TUNUYÁN

Programa contra la obesidad mórbida

Se realiza en el Hospital Scaravelli, que cuenta con un Centro de Atención Integral de la Obesidad Mórbida. Están previstas cincuenta cirugías de bypass gástrico.

   La salud pública de Mendoza está tratando de darle un abordaje integral al problema de la obesidad. Es por ello que están proyectadas cincuenta cirugías de bypass gástrico y diversos tratamientos nutricionales. Para este año se prevé colocarle el cinturón gástrico a 50 personas de las 126 que se incluyeron en este programa que apunta a asistir a personas que no cuentan con obra social.

   El programa está funcionando desde setiembre del 2006 y ya lleva catorce operaciones realizadas, once a mujeres y tres a hombres; además, se les realizó el ajuste de la banda a cinco de los pacientes operados. Las operaciones y los tratamientos se llevan a cabo en el Hospital Scaravelli, de Tunuyán, que funciona como Centro de Atención Integral de Obesidad Mórbida.

   Este centro de obesidad mórbida atiende a pacientes de entre 15 y 65 años que no poseen obra social y el objetivo es tratar a la obesidad de manera integral; para ello, cuenta con un equipo multidisciplinario integrado por doce personas, entre ellos, médicos clínicos, nutricionistas, endocrinólogos, profesores de Educación Física, psicólogos, psiquiatras y cirujanos.

   Según el ministro de Salud, Armando Calletti, la atención se brinda en el Hospital Scaravelli debido a que los hospitales públicos de Mendoza contienen a más de 50 por ciento de los mendocinos y “para evitar la posible suspensión de las cirugías y el trastorno que eso le generaría al paciente”, comentó Calletti. Por esto es que se eligió como centro de tratamiento dicho nosocomio.

   “La obesidad exige una visión integrada, por eso no es sólo la banda”, expresó el ministro, por lo que se realizan tratamientos previos y posteriores a la intervención quirúrgica como así también se brinda el tratamiento adecuado para aquellos que no sean sometidos al bypass. “No todas las personas pueden ser operadas”, puntualizó Fernando Scherbovsky, subsecretario de Gestión Sanitaria, aunque “todos los pacientes tienen que ser evaluados y tratados”, agregó.

   REQUISITOS. Una de las condiciones que deben cumplir los pacientes para poder ser sometidos a la cirugía es el peso. El año pasado debían pesar no más de 160 kilos pero este año el límite se extendió a 180 kilos. A pesar de que actualmente son 126 las personas que reciben tratamiento, entre los 14 ya operados, los 50 potenciales y los que no fueron ni prevén ser operados, el ministro de Salud aclaró que ese número es dinámico, ya que pueden ingresar al centro nuevos pacientes.

   También es flexible el número de operaciones ya que, si bien están programadas cincuenta, se pueden realizar más si los pacientes cumplen con las condiciones necesarias.

   CAMBIO DEVIDA. La primera persona en ser sometida a esta cirugía en el Hospital Scaravelli fue Silvana Rebollo. Su cirugía se realizó en setiembre del 2006; en ese entonces, ella pesaba 136 kilos, hoy, gracias a la operación, pesa 111. “Mi vida cambió 100 por ciento, puedo hacer muchas cosas que antes no hacía, puedo caminar”, comentó Silvana, quien agregó que “la atención fue bárbara y el equipo humano que trabaja es excelente”. “Las personas que van a ser atendidas por el programa tienen la posibilidad de ver una luz”, expresó otra mujer que fue sometida al bypass gástrico.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.