Alerta de Defensa Civil por tormentas y granizo
access_time 21:33
|
2 de diciembre de 2009
|
|
SÉPTIMA CÁMARA DEL CRIMEN

Prisión perpetua para el violador y homicida de la joven Yanel Serapio

Hugo González fue hallado culpable ayer del hecho que conmocionó a Lavalle el año pasado.

   El rostro frío y sin colores de Hugo Darío González Vera lo dijo todo mientras la relatora leía la sentencia que lo condenó ayer a prisión perpetua por la violación seguida de muerte de la joven Yanel Serapio, el año pasado en Lavalle. Su gesto adusto trasmitió resignación. Después del esperado veredicto, penitenciarios lo esposaron en la sala de la Primera Cámara del Crimen y lo trasladaron a la celda que ocupa desde febrero de este año, cuando cayó apresado. Los camaristas se tomaron un receso de trece días antes de dar a conocer su decisión. El 19 de noviembre finalizaron los alegatos de las partes y el fiscal de Cámara, Francisco Javier Pascua, analizó y entendió, de acuerdo con las pruebas incorporadas durante la instrucción y el proceso oral –no fue público–, que el imputado, de 29 años, era el culpable de matar luego de abusar sexualmente a la joven de 16 años en el distrito La Pega, el 21 de agosto del 2008.

   La defensa, representada por Ariel Civit y Gabriela Massad, había cuestionado la prueba clave contra González Vera, el cotejo de ADN, solicitando al tribunal que se declarara nulo, porque no habían sido notificados cuando se le realizó la extracción de sangre. Sin embargo, ayer por la mañana, los magistrados Julio Carrizo –presidente del tribunal–, Víctor Hugo Comeglio y Lilia Vila rechazaron el planteo y pasaron a un cuarto intermedio antes de que conociera el veredicto, que se ventiló minutos después del mediodía. Antes de que el fiscal fundamentara el pedido de prisión perpetua en los alegatos, el imputado decidió hablar en el juicio por recomendación de sus abogados. Con la versión que dio de los sucesos, quedó clara la coartada de la defensa, que pretendía desligarlo y señalar a otra persona como el matador.

   González Vera trasmitió al tribunal que había mantenido relaciones sexuales consentidas con la víctima en el centro lavallino y que, por este motivo, se halló su semen en los genitales de Yanel. Responsabilizó del crimen a otra persona y, de esta forma, negó la batería de delitos que le endilgó el ex fiscal especial Luis Correa Llano, hoy miembro de la Cámara de Apelaciones: abuso sexual seguido de muerte y robo agravado. El día del suceso que conmocionó a Lavalle, Yanel Serapio salió al mediodía de su modesta casa y se dirigió, en bicicleta, hacia la casa de una vecina que vivía a unos pocos kilómetros. Allí dejaba el rodado para luego viajar en colectivo hacia el colegio Alicia Moreau de Justo, en el centro Lavallino. Cuando salió del establecimiento, se tomó el micro de regreso que la dejaba cerca de la vivienda de su allegada. En el colectivo viajaba González Vera, según se determinó en la investigación y el juicio.

   Cuando la chica se bajó, ya en horas de la noche, González Vera la siguió a pie. Luego la abordó violentamente sobre el callejón Chacón y la trasladó 200 metros campo adentro. En ese lugar nadie podía verlo. La iluminación era escasa y los pedidos de auxilio no podían ser escuchados. Después de violarla, la estranguló con la correa de la mochila que la víctima utilizaba para llevar sus cuadernos. Como nunca llegó a su hogar, la familia de Yanel se preocupó y denunció su desaparición. La vecina les trasmitió que la noche del hecho no fue a buscar su bicicleta y, dos días después, tras la intensa búsqueda de sus padres, hermanos y amigos, se halló el cadáver semidesnudo y dañado por permanecer a la intemperie.

   En el juicio se supo que varios testigos vieron a González Vera en el colectivo y que se bajó detrás de quien sería su víctima. Esta fue otra de las pruebas que llevaron a Pascua a solicitar la prisión perpetua. Otros testimonios también lo involucraron –como un careo que realizó con otro testigo– y las pruebas en su contra eran demasiadas. González Vera deberá esperar, al menos, 35 años para solicitar la libertad condicional.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.