access_time 21:46
|
15 de septiembre de 2019
|
Lucha contra el Narcotráfico

Cayó por estafas y después por droga: cómo fue la operación “narco bar”

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1568586987465Portada%20Gordo.jpg
Exequiel Darío Martos quedó detenido. Ya lo habían aprehendido por fraudes.

Lo conocen como el Gordo Martos y fue capturado por venta de cocaína en un local de calle Buenos Aires, de Las Heras. Dos hermanos también quedaron a disposición de la Justicia federal. Este año lo habían apresado por comprar a través de redes sociales con cheques apócrifos.

Los policías de la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico venían siguiendo a Exequiel Darío Martos Azcurra por venta de estupefacientes en Las Heras desde principio de año.

Detectaron que en el interior del local de calle Buenos Aires llamado El Bar del Gordo había consumo y comercialización de cocaína y también que existían dos hermanos que hacían de “delivery” de la droga, tal como detallaron fuentes de la investigación a El Sol.

Lo cierto es que, el jueves por la noche, tres sospechosos, entre ellos el señalado organizador de la banda –el Gordo Martos–, quedaron a disposición de la Justicia federal. Incautaron cocaína fraccionada, elementos de corte, un arma, municiones de distintos calibres, vehículos y dinero en efectivo.

Además de Martos, los hermanos Jonathan Daniel y Maximiliano Joel Pérez Quintero también quedaron comprometidos en la pesquisa de los policías que trabajan en casos de narcocriminalidad en Mendoza, quienes bautizaron la operación como “narco bar”.

Hace algunos meses, mientras se desarrollaba la investigación por la venta del polvo blanco al menudeo, efectivos de la División Delitos Económicos de Investigaciones aprehendieron a Martos y a otros hombres por una serie de estafas por compras a través de Facebook con la utilización de cheques apócrifos.

Esa causa quedó en manos la fiscal que instruye los casos de esa especialidad, Gabriela Chaves, detallaron fuentes judiciales. A las pocas horas, Martos recuperó la libertad pero continuó ligado al expediente.

Los efectivos de Lucha contra el Narcotráfico continuaron con la investigación que venían desarrollando a pesar de la intervención por otro delito de sus colegas de Investigaciones y profundizaron los seguimientos de los tres sospechosos siempre centrado en los movimientos que se registraban en El Bar del Gordo, un espacio de encuentro para ver bandas en vivo y disfrutar de la gastronomía.

En este local nocturno enfocaron la búsqueda de pruebas: detectaron que Martos veía con frecuencia a Maximiliano Pérez –quien, al parecer, trabajaba allí–y que este último le reportaba las ganancias de la comercialización del estupefacientes, detallaron los pesquisas. Y agregaron que Pérez, llamado Maxi por sus conocidos, también distribuía sustancias ilegales por otros sectores de Las Heras y se contactaba con su hermano Jonathan, alias Jony.

Con los rastrillajes avanzados, el jueves se desarrollaron los allanamientos en diversas propiedades lasherinas: en el local de Buenos Aires 906, a Martos, de 47 años, le encontraron 50 envoltorios en papel glasé con cocaína, una balanza digital, una notebook, un sistema de videovigilancia, 50 mil pesos, elementos de corte y fraccionamiento y un auto Citroën C4. No ofreció resistencia cuando lo sorprendieron los policías.

Al mismo tiempo, Jonathan Daniel Pérez, nacido el 19 de enero de 1988, fue allanado en un domicilio del pasaje Vieyte de Las Heras. Allí dieron con 27 ravioles de cocaína, una balanza digital, 19 plantines de cannabis sativa, un frasco de hojas secas de marihuana, 8 mil pesos, elementos de corte y fraccionamiento y un celular marca Samsung.

También le secuestraron un vehículo VW Fox negro. Su hermano, el Maxi Pérez, también quedó atrapado en las redes policiales en otro inmueble ubicado en el mismo pasaje. Este joven de 28 años también tenía elementos de fraccionamiento en su poder, 3.960 pesos y le secuestraron un Peugeot 307 gris oscuro.

Otra de las propiedades que fueron allanadas está situada cerca de El Bar del Gordo, en Buenos Aires 901. Allí también secuestraron elementos de fraccionamiento, un revólver calibre 38 Special marca Taurus, 8 cartuchos calibre 9 milímetros, 8 calibre 32, 5 calibre 38, un cargador marca Walter 9mm, 3.035 pesos y 475 gramos de cocaína.

Todo quedó a disposición de la Justicia federal. Hasta anoche, todos los detenidos se encontraban incomunicados en la U-32, el centro de detención de calle 9 de Julio.

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.