access_time 09:07
|
20 de junio de 2019
|

Corea del Norte recibe a un presidente chino tras 14 años

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1546698154341636820047922490521.jpg

Cientos de miles de personas convocadas por el régimen reciben a Xi Jinping.

El presidente chino Xi Jinping fue recibido en Pyongyang por cientos de miles de personas alineadas en las calles capitalinas y toda la pompa requerida para incidir en la importancia que el régimen de Corea del Norte otorga a la primera visita de un jefe de estado del país vecino desde el periplo similar que realizó Hu Jintao en octubre de 2005.

Con ese estilo típico de los medios de propaganda, la agencia china Xinhua, describió la escena de la llegada del jefe de estado -que viaja acompañado de su esposa y de su ministro de Asuntos Exteriores, Wang Yi- que dijo fue acogido por cerca de 10.000 personas se habían concentrado tan sólo en el aeropuerto capitalino, "agitando flores, cantando alegres consignas para dar la bienvenida a los invitados chinos" y lanzando "vítores atronadores".

El propio Kim Jong Un y su mujer, Ri Sol Ju, se encontraban esperando al pie de la escalerilla del avión presidencial. Xi Jinping fue saludado con una salva de 21 cañonazos y después trasladado a la cercana ciudad de Pyongyang en un vehículo descapotable, aclamado por la multitud.

El principal periódico del país, Rodong Sinmun, dedicó su editorial a un texto en el que no ahorraba loas al mandatario. "Nuestro pueblo está orgulloso de tener un amigo próximo y digno de confianza como el pueblo chino", se leía en el escrito.

Según los analistas, Xi Jinping pretende coordinar su postura con Pyongyang frente a Washington, especialmente ahora que los dos países se encuentran unidos en una pugna con la administración de Donald Trump, en vísperas además de la cita entre el jefe de estado chino y el estadounidense en la cumbre del G20.

Xi Jinping publicó este miércoles un inusual artículo en el citado Rodong Sinmun, en el que manifestó su apoyo explícito a Pyongyang y dijo que está dispuesto a diseñar "un gran plan conjuntamente con Corea del Norte para conseguir una paz permanente en la región".

Por su parte, el enviado especial de EEUU para Corea del Norte, Stephen Biegun, aseguró el miércoles que su país no han planteado ninguna condición previa para retomar el diálogo aunque volvió a repetir que no habrá "suficientes progresos sin pasos significativos verificables sobre la desnuclearización" del estado asiático, algo que Pyongyang rechaza sin que de forma paralela se flexibilice el embargo internacional que afronta.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.