access_time 19:53
|
28 de agosto de 2006
|
|

INDEPENDIENTE RIVADAVIA - LUJÁN DE CUYO

Primer abrazo azul en el Gargantini

Los Azules le ganaron 1 a 0 a los del Bajo con gol de Garciarena, previa genialidad de Cordone, que casi lo mete olímpico.

    Va a sonar paradójico, pero es una gran verdad: a la Lepra lo salvó El Lobo. Sí, aunque parezca mentira, Independiente Rivadavia festejó ayer en el Parque gracias a un lobo, Cordone. El delantero ingresó en el complemento y fue determinante para que los Azules vencieran 1 a 0 a Luján de Cuyo por la 3ª fecha del torneo Argentino A. A los hinchas leprosos les costará algún día entonar Lobo como ovación, pero ayer Carlos Daniel Cordone empezó a demostrar con fútbol los porqué de su prestigiosa trayectoria y los fundamentos que lo llevaron al Parque.

    Independiente no encontraba el rumbo, la gente pedía desde la tribuna que saliera de la cancha Abaurre e ingresara el rocanrolero Cordone o el último goleador de la categoría, Adrián Aranda. Y esta vez, la gente tuvo algo de razón. Ante un primer tiempo chato, aburrido y con nulas situaciones de gol, el complemento cambió (poquito, pero cambió) con el aporte que le dieron las sustituciones de Trotta en la Lepra. Cordone y Aranda bajaron la pelota, la trataron como se debe tratarla y solucionaron la escasez de ideas en ataque. Con desbordes y empuje, rompieron la sólida defensa lujanina. En cambio, el Violeta de Dillon demostró que todavía le falta muchísimo por corregir.

    Sigue con una línea de cuatro defensores que no se sale de su libreto. Hay pocas proyecciones al ataque y preocupa que un equipo cuente con una sola jugada de riesgo en todo el partido. El gol llegó a los 25 minutos de la etapa final tras una genialidad del Lobo. Guapeó una pelota sobre la línea de fondo y consiguió el córner. Él mismo agarró rápido el balón, lo puso junto al banderín izquierdo y le dio con mucha comba. Era gol olímpico del ex San Lorenzo, pero se lo impidieron los puños de Corti. La redonda rebotó en el cuerpo del Mecha Garciarena y ahí sí festejó el Gargantini. A la Lepra tal vez le falten kilómetros para llegar a su mejor nivel futbolístico, al Violeta, leguas. Sin embargo, los de Trotta acortaron camino con los tres puntos de ayer. Y todo esto, gracias al Lobo.

TEMAS:

Deportes

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

© 2019 Copyright.