access_time 00:44
|
18 de septiembre de 2006
|
|
POR LA NUEVA LEY DE EDUCACIÓN NACIONAL

Primaria y secundaria, otra vez desde el 2007

Lo confirmó la directora general de Escuelas, Emma Cunietti. En tanto, la implementación del secundario obligatorio será gradual. Los chicos deberán cursar hasta segundo año para obtener el título.

    La titular de la Dirección General de Escuelas, Emma Cunietti, confirmó que a partir del 2007 se retornará al viejo sistema educativo de siete años de primaria y cinco de secundaria. Será para acatar lo que establece el anteproyecto de la ley de educación nacional, que se espera sea sancionado antes de fin de año. Con esta modificación, desaparecerá la Educación General Básica (EGB) y el polimodal, aunque aún habrá que pulir algunos detalles sobre los años de duración de cada nivel y acerca del título con el que los alumnos egresarán del sistema educativo.

   En cambio, la obligatoriedad de la secundaria deberá esperar cinco años. Cunietti explicó que si bien está contemplada en la futura ley, también se aclara que se realizará según las posibilidades de cada provincia. En el caso de Mendoza, la idea es cumplir con lo dispuesto por la ley provincial 6.970, que admite como fecha límite para convertir el nivel medio en obligatorio el año 2012.

CAMBIOS. En primer lugar, la directora explicó que la desaparición de la Educación General Básica y el polimodal no implicará que los chicos obtengan el título de la primaria en séptimo grado. La educación obligatoria continuará siendo de diez años. Es decir que para completar los estudios básicos los alumnos tendrán que cursar hasta segundo año de la secundaria. Consultado sobre este tema, Andrés Cazában, asesor de gabinete de la DGE, opinó que este será un aspecto conflictivo.

    “Va a ser problemático que la gente entienda que la primaria no termina en séptimo grado, porque aunque cambie la estructura, la obligatoriedad continúa”, aseguró el asesor. En tanto, los tres años que restan para completar los trece de educación básica propuestos en la futura ley, se incorporarán gradualmente durante los próximos cinco años. Cunietti opinó que “es mejor que la obligatoriedad de la escuela secundaria se realice en forma gradual. Sino, sólo se generará más frustración” .

    La transición de un sistema obligatorio de diez a uno de trece años implicará tomar algunas decisiones. En principio, la ley permite a las provincias optar por uno de los dos formatos: cinco años de primaria y siete de secundaria –al que, según Cunietti, adherirá la provincia- o seis de primaria y seis de secundaria. Sin embargo, en el futuro deberá unificarse y si el resto de las provincias opta por el segundo,Mendoza tendrá que sumarse al cambio. La funcionaria destacó que esta es la causa por la que el séptimo grado es considerado como de transición.

    Por esto, si bien mantiene una estructura de primaria, con un maestro frente a curso, también cuenta con docentes especializados por áreas. En cuanto a los títulos con los que los estudiantes egresarán del nivel medio, la funcionaria lo destacó como espinoso. Por el momento, y mientras la ley no especifique un cambio, se mantendrán los establecidos por el polimodal.

AVANCES PROVINCIALES. En Mendoza, muchos de los temas que la nueva legislación propone se han ido poniendo en práctica gradualmente. Cunietti destacó algunos de los que el anteproyecto hace mención. Así sucede, por ejemplo, con el caso de las 20 horas reloj de cursado semanal dispuestas para la primaria, como las 25 horas para la secundaria. También ocurre con los avances logrados en educación inicial, al respecto de la incorporación de las salas de cuatro en las escuelas primarias.

    La ley contempla que en el futuro esta sea obligatoria, como ya lo es el jardín de cinco. Queda pendiente la posibilidad de incluir el primer ciclo de nivel inicial, que implicaría abrir salas desde cuarenta y cinco días hasta tres años. Por último, mencionó que la DGE impulsa desde hace tiempo la escolarización de los menores privados de libertad, la incorporación de maestros domiciliarios y la educación hospitalaria.

    Lo mismo ocurre con la integración de la educación especial en las escuelas comunes. La funcionaria aseguró que su gestión ha trabajado fuertemente en estos puntos, por lo que no será tan difícil seguir lo dispuesto por la futura legislación. En cuanto a la incorporación de educación sexual en los programas de enseñanza,Cunietti explicó que la preparación de los docentes que se harán cargo de la temática ha sido un tema prioritario desde que se determinó como uno de los temas que más preocupaba a la sociedad mendocina.

MEJOR PREPARACIÓN. La funcionaria consideró que uno de los aspectos innovadores más importantes de la futura ley será la creación de un instituto de formación docente, que implique la preparación de maestros de forma común, plural y permanente. En los hechos, esto significa la incorporación de un año más de estudio, que será para efectuar una residencia, similar a la que deben realizar los médicos. Cunietti dijo al respecto que los desafíos de la enseñanza actual requieren educadores mejor preparados y que esta decisión fomentará que puedan estar a la altura de las circunstancias.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.