access_time 07:28
|
9 de agosto de 2018
|
Fuero Penal Colegiado

Preventiva para los acusados de asesinar y calcinar a un hombre

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1533773268427portada%20Farias%20y%20Paez.jpg

Se trata de Ángel Rafael Farías y Camilo Páez, imputados por el crimen de Nelson David Montenegro, ocurrido en mayo en el Fuerte Apache, de Ciudad. Una serie de pruebas contundentes los complicaron y seguirán en la cárcel.

Ángel Rafael Farías Toledo y Camilo Páez Reynoso seguirán detenidos en la cárcel por el crimen de Nelson David Montenegro, asesinado y prendido fuego a fines de mayo en el barrio Alto Mendoza II, mejor conocido como Fuerte Apache, ubicado en el oeste de Ciudad.

Así lo decidió ayer la jueza Miriam Norma Molto, al dictarles la prisión preventiva durante la audiencia que se desarrolló el miércoles en los Tribunales provinciales. La magistrada tomó esa decisión al apoyarse en las pruebas contra los acusados presentadas por el fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello, quien lidera la instrucción desde el inicio.

Los sospechosos fueron detenidos pocas horas después de que el cadáver calcinado de Montenegro fuera hallado en uno de los ingresos al citado complejo, ubicado en el interior del barrio San Martín, principalmente, porque testigos y familiares de la víctima los marcaron como los autores del hecho.

Incluso, brindaron detalles de la forma en la que habían perpetrado el asesinato: primero lo ultimaron a puñaladas y luego lo quemaron, habían asegurado. Esos dichos fueron corroborados días después cuando los investigadores recibieron el informe de la necropsia realizada al cuerpo.

Además, durante el allanamiento al domicilio de Montenegro se le hallaron varias prendas con manchas hemáticas, cuyo análisis de ADN aún se está procesando.

Por otra parte, se conoció también que un hermano del Rafa, como lo conocen, que está siendo investigado por venta de estupefacientes, le comentó a un amigo que hubo un procedimiento policial en su casa porque “su hermano mató al Kaco”, reveló una fuente cercana al caso.

Con esos elementos, la magistrada no dudo en mantener a Farías y a Páez tras las rejas mientras continúa el proceso y también rechazar una serie de nulidades planteadas por la defensa.

El hecho

Corrían las 7 del miércoles 30 de mayo cuando un llamado al 911 alertó sobre el hallazgo de un cuerpo calcinado frente a uno de los monoblocks del Fuerte Apache, ubicado en calle Paramillo 2650.

El cadáver se encontraba amordazado y tapado con una manta, los sabuesos concluyeron que la víctima fue asesinada alrededor de las 2, ya que los restos aún estaban ardiendo. Al cabo de algunas horas, supieron que se trataba de Montenegro gracias a un tatuaje de tela de araña que tenía en un codo.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.