access_time 16:59
|
9 de agosto de 2006
|
CRISIS CARCELARIA

Presos aislados por miedo a morir

https://elsol-compress.s3-accelerate.amazonaws.com/imagenes/000/174/178/000174178-20111120060809_02_1197249.jpg

Carlos Lugea reveló que tiene 350 internos ?refugiados?, porque son potenciales víctimas. Ratificó, además, que dejará el cargo el 1 de octubre. Mañana llegan oficiales federales.

    La cercana renuncia del director de la Penitenciaría, Carlos Lugea, tiene que ver con una realidad que el funcionario teme que le explote en la cara: bajo su control hay alrededor de 350 internos, a quienes califica de “refugiados”, debido a que son potenciales víctimas del resto de los presos. Lugea reveló que teme que se produzcan nuevas muertes en la cárcel por esta situación, y afirmó que no quiere tener que cargar con la responsabilidad política y judicial si estos hechos se producen.

    Por eso, ayer, las palabras del director sonaron a ultimátum: “Me voy el 1 de octubre y el Gobierno sabrá a quien pone en mi lugar”, aseguró durante una visita a la Casa de Gobierno. Los “refugiados” que desvelan a Lugea son calificados en la jerga del penal como presos “aislados”. Y el número ha sido bastante constante en los últimos tiempos: en el 2005 había cerca de 380 presos en esta situación. Estas personas son destinadas a pabellones especiales dentro del penal, y hasta se resignan a tener recreos más cortos que el resto, por el miedo a ser atacados por sus pares.

    Entran en la categoría de aislados por pedido de ellos mismos (autoaislados), o porque así lo determina la Justicia. Para el eventual director de la cárcel, los internos aislados representan un verdadero dolor de cabeza. Es que complican el alojamiento (el ex director Omar Pérez Botti supo tener sólo 4 presos en un pabellón de 160 plazas, por la necesidad de mantenerlos separados) y la Justicia puede responsabilizar a los directores por la suerte que corran. El plan actual del Gobierno es que varios aislados entren en la primera tanda de 50 internos que serán traslados al nuevo penal de Cacheuta, en octubre. Sin embargo, el cumplimiento de esta aspiración está atada a que consigan alrededor de 90 agentes para la seguridad del predio, según pide Pérez Botti, quien coordina la obra.

SIN SUCESOR. A pesar de que reclama a gritos que lo renuncien, Lugea, por ahora, no tiene sucesor. Así lo confirmó ayer el subsecretario de Justicia, Gustavo Castiñeira de Dios. Sin embargo, el funcionario señaló que tiene “buenos candidatos”. Según fuentes oficiales, el Gobierno está buscando a otro penitenciario para el cargo (Lugea es un oficial retirado). La situación del penal se está tornando nuevamente espesa por la desesperación que tiene el actual director por abandonar el puesto. “Se queda hasta octubre solamente porque en esa fecha se le vence el contrato de locación. Pero, si fuera por él, renuncia mañana”, expresó un allegado.

FEDERALES. Según indicó una fuente oficial, la Penitenciaría está frente a un peligroso “coctel” que podría derivar en nuevos desmanes. Por un lado, el director actual ha puesto el “piloto automático”, porque se quiere ir. A lo que se agrega que el personal del Servicio Penitenciario que tiene a su cargo está muy nervioso por la inminente llegada de un grupo de oficiales federales retirados. Estos oficiales vienen a monitorear el estado de la cárcel y a “capacitar” a los agentes locales, según una promesa que la Provincia y el Gobierno Nacional le hicieron a la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

    El subsecretario de Justicia, Gustavo Castiñeira de Dios, confirmó ayer que los oficiales federales (14 en total) llegarán mañana a Mendoza. En tanto, dentro de la cárcel sigue el estado de alerta, porque los oficiales locales “no saben a qué vienen” sus colegas federales, y los más antiguos temen que el monitoreo federal los deje mal parados. Se dice que esta “visita” es una de las razones por las que Lugea quiere irse urgente. Sin embargo, el director descartó esto y afirmó que no hay malestar entre sus oficiales.Aunque, a la vez, dejó un dato que sugiere lo contrario: justo en la víspera de la venida de los federales, dos oficiales veteranos tomaron la decisión de jubilarse.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.