access_time 14:18
|
29 de agosto de 2006
|
|

ANAGAZZOLI SE PRESENTÓ COMO QUERELLANTE EN LA CAUSA PENAL

Presentan pruebas ante el fiscal

Ana Rosa Gazzoli, la madre de la joven discapacitada que fue violada, se presentó ayer en la Unidad Fiscal Maipú-Luján y se constituyó como querellante en la causa penal. Además, amplió su testimonial y aportó datos acerca sobre la vida cotidiana que mantenía su hija antes y después del supuesto abuso sexual denunciado. Junto a Lucas Lecour, uno de sus abogados, la mujer dialogó en primer término con el fiscal que instruye el expediente, Hernán Ríos y, según informaron fuentes tribunalicias, Gazzoli le precisó los horarios que tenía C.C.A. en el instituto de rehabilitación al que concurría. Una de las hipótesis apunta a que el abuso se podría haber cometido en ese establecimiento. Por este tema, la directora del instituto ya prestó su testimonial y aportó un listado con los profesores varones que trabajan en el lugar.

    Ana Rosa Gazzoli, la madre de la joven discapacitada que fue violada, se presentó ayer en la Unidad Fiscal Maipú-Luján y se constituyó como querellante en la causa penal. Además, amplió su testimonial y aportó datos acerca sobre la vida cotidiana que mantenía su hija antes y después del supuesto abuso sexual denunciado. Junto a Lucas Lecour, uno de sus abogados, la mujer dialogó en primer término con el fiscal que instruye el expediente, Hernán Ríos y, según informaron fuentes tribunalicias, Gazzoli le precisó los horarios que tenía C.C.A. en el instituto de rehabilitación al que concurría.

    Una de las hipótesis apunta a que el abuso se podría haber cometido en ese establecimiento. Por este tema, la directora del instituto ya prestó su testimonial y aportó un listado con los profesores varones que trabajan en el lugar. Sin embargo, Ríos no descarta que la violación se podría haber cometido en otros ámbitos, inclusive el familiar. Es que el magistrado le preguntó a Gazzoli sobre los familiares varones que visitan a la chica de 25 años. Ante esto, la mujer contestó que no sospecha de sus parientes, debido a que los encuentros que estos mantienen con C.C.A. son siempre ante su presencia.

    Luego de la interrupción de la gestación que se le practicó a la joven la semana pasada, la investigación penal empezó a ser el tema que más preocupa a la familia, ya que quieren saber quién fue el supuesto abusador. Además de precisar los movimientos cotidianos de su hija, Gazzoli dio precisiones de cómo encontrar a los conductores del transporte escolar que la llevaba diariamente al instituto.

     Desde que comenzó la instrucción de esta causa, denunciada el 8 de agosto, Ríos no pudo contactarse con los choferes del transporte. Por último, el fiscal está interesado en realizar un cotejo de ADN del feto con el de posibles sospechosos. Esta prueba sería fundamental en la causa. Las fuentes consultadas aseguraron que algunas personas se han negado a realizar esta práctica, mientras que otras, como algunos familiares de la chica, no han puesto reparo alguno.

MAS NOTICIAS:

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas noticias

© 2019 Copyright.