access_time 19:12
|
8 de octubre de 2019
|
Ambiente

Preocupa la presencia de 12 mil cotorras argentinas en Madrid

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1570572746348cotorra%20argentina.jpg

Las autoridades creen que el incremento de estos animales en los espacios verdes españoles constituye "una amenaza al ecosistema y a la salud de las personas".

Autoridades de Medio Ambiente y Movilidad de Madrid manifestaron su preocupación por el aumento de la presencia de cotorras argentinas en parques de esa ciudad española y afirmaron que son "una amenaza al ecosistema y a la salud de las personas", mientras que especialistas argentinos coincidieron en que deben ser controladas para evitar la expansión.

Borja Carabante, delegado del Ayuntamiento de Madrid, informó ayer que "el censo de la cotorra argentina en los parques de Madrid indicó que la población ha crecido un 33% en los últimos tres años, pasando de las 9 mil registradas en 2016 a 12 mil contabilizadas este año", según un informe elaborado por la red internacional BirdLife International, dedicada a la conservación de la naturaleza.

La cotorra argentina, catalogada como una especie exótica Invasora en España, es transmisora de enfermedades como psitacosis, gripe aviar o salmonelosis, además de "ejercer un efecto muy negativo sobre la biodiversidad al competir por el alimento con otras especies, por su actividad depredadora y por la modificación de los hábitats y los daños provocados sobre los tallos y brotes tiernos de la vegetación que emplean para hacer sus nidos", destacaron.

Ante ello, el director de conservación de la organización Aves Argentinas, Rodrigo Fariña, indicó a Télam que se trata de una "especie exótica en España" pero que en la Argentina es muy común.

"Es un ave que habita principalmente en el sur de Brasil, Paraguay, Uruguay y Bolivia, así que no es exclusiva de nuestro país. Se considera exótica invasora porque no es propia de España y al no tener depredadores naturales, su población crece sin control", señaló.

Fariña destacó que la cotorra argentina "es una especie que sufre históricamente el tráfico legal como ilegal" y apuntó que "es común que se escapen o se liberen y formen población fuera de su hábitat".

En España, desde 2011 es ilegal tener o adoptar especies invasoras, como la cotorra argentina. Las personas que poseen esta especie como mascotas antes de esa fecha están obligadas a mantenerlas hasta su fallecimiento a riesgo de cometer un delito al soltarlas, explicó el Ayuntamiento de Madrid en su página web.

El especialista argentino detalló que "este problema se encuentra en todo el mundo y es la segunda amenaza en intensidad que sufre la biodiversidad".

Para combatir la invasión, funcionarios madrileños analizaron poner en práctica un plan integral "que incluirá la captura de ejemplares que amenacen la biodiversidad en las zonas verdes de la capital para, posteriormente, sacrificarlos de forma ética y controlada en centros especializados".

"También se llevará a cabo la esterilización de huevos, una medida que a la larga mermará la población", agregaron.

Fariña aseguró que "es un tema importante para la conservación de ambientes como de especies autóctonas, como por ejemplo los castores en Tierra del Fuego, que son especies que habitan en América del Norte pero que se pueden encontrar -también- en el sur argentino".

Santiago Soria, jefe del Servicio de Biodiversidad e Inventario de España, explicó a la prensa madrileña que, si no se interviene para controlar esta población, "va a seguir creciendo" y detalló que el objetivo no es reducirlas a cero sino que "el espíritu de la ley es que no hagan daño a nuestra fauna".

Sobre este tema, Fariña afirmó que "es una decisión correcta si uno piensa en defender las especies autóctonas" y tras advertir que desconoce los métodos que utilizarán para su control en Madrid, señaló que "es algo necesario ante la ausencia de otras alternativas frente a una especie que invade".

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.