access_time 23:45
|
15 de septiembre de 2009
|
|
NO HUBO VÍCTIMAS

Por venganza le incendiaron la casa a un acusado de asesinar a un joven

La vivienda de uno de los detenidos por el crimen de un chico de 13 años que fue quemado vivo el viernes dentro de un auto estacionado en la puerta de su casa de Bahía Blanca fue incendiada ayer a la madrugada en presunta venganza por el homicidio, informaron fuentes policiales

BAHÍA BLANCA (TÉLAM). La vivienda de uno de los detenidos por el crimen de un chico de 13 años que fue quemado vivo el viernes dentro de un auto estacionado en la puerta de su casa de Bahía Blanca fue incendiada ayer a la madrugada en presunta venganza por el homicidio, informaron fuentes policiales. El hecho ocurrió en horas de la madrugada, cuando un llamado al servicio de emergencias 911 alertó sobre un incendio en el interior de una finca ubicada en la calle Cristo Redentor 2671, del barrio Stella Maris, donde vivía unos de los jóvenes de 21 años detenido por el crimen cometido el viernes. “Se están realizando diversas investigaciones, pero una de las hipótesis que se manejan es que el incendio fue una venganza en torno al crimen del menor”, dijo un jefe policial consultado. Por el crimen del chico de 13 años se encuentran detenidos dos jóvenes de 21 y un adolescente de 16, quienes el fin de semana declararon ante el fiscal Eduardo Zaratiegui, subrogante del titular de la Unidad de Delitos Complejos. Los acusados negaron haber tenido alguna vinculación con el episodio, aunque continúan detenidos, dijeron las fuentes consultadas. El crimen fue descubierto la madrugada del viernes, cuando vecinos llamaron al 911 para alertar sobre el incendio en un Peugeot 504 estacionado en Godoy Cruz y El Caldén, del barrio Stella Maris, en las afueras de la ciudad. Tras sofocar el fuego, los bomberos hallaron en la parte trasera del auto el cadáver de un chico de 13 años, hijo de la familia que reside en el lugar. Según dijeron los pesquisas consultados, el chico asesinado “tenía deudas con uno de los imputados, quien le proveía pegamento para inhalar y drogarse”. “Lo que se puede determinar de las declaraciones testimoniales es que la víctima se juntaba con un grupo de chicos, entre los que estaban dos de los imputados, y con uno de ellos tenía deudas. También existía una diferencia con la madre del chico, que quería sacarlo del mundo de las drogas”, agregó el investigador. La autopsia determinó que la víctima estaba viva al momento de registrarse el incendio.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.