access_time 07:26
|
8 de agosto de 2019
|

Por un proceso transparente

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1560939445815urna%20nacional.jpg

El camino a la primera parada electoral para los argentinos se realiza el domingo, y un conflicto en la última semana ha sembrado desconfianza respecto del proceso que movilizará a millones: la transparencia del sistema de recuento de votos a cargo de una empresa venezolana.
Las pruebas del escrutinio realizadas en el Correo Argentino han dejado incertidumbre entre los partidos de la oposición, que plantearon sus quejas, y el problema se judicializó a través de la Cámara Nacional Electoral cuando faltan pocos días para votar. El Gobierno ha salido a asegurar la absoluta confiabilidad del sistema y a confirmar que los datos se conocerán a partir de las 21 para que el resultado provisorio esté listo alrededor de la medianoche.
No hay ninguna duda sobre la veracidad y legitimidad del cómputo final. Una vez más, se pone en tela de juicio lo más básico de una elección. Tal vez sea para marcar la cancha. Y para embarrarla.

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.