access_time 17:19
|
12 de agosto de 2019
|
Salud

¿Por qué podrías tener un retraso menstrual si no estás embarazada?

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/156564066003011.jpg

La realidad es que hay diversas patologías que pueden manifestarse de ese modo.

La primera idea que le viene a la cabeza a toda mujer cuando tiene un atraso es el embarazo. Si bien se trata de la manifestación más clara de esta condición, la realidad es que no es la única que puede generarla. De todos modos, hay que tener en cuenta que es muy común que las mujeres -aún con ciclo regular- manifiesten pocos días de retraso menstrual, sin que eso tenga alguna causa extraordinaria.

En las mujeres que no están embarazadas, aún cuando la menstruación no se produce durante un mes, la oportunidad de que eso sea señal de algo grave es pequeña. No obstante, es importante tener en cuenta que cuando la menstruación no se produce durante tres meses seguidos o más, se considera que la mujer tiene amenorrea -ausencia de períodos menstruales-. En estos casos, una vez excluida la posibilidad de embarazo, es importante consultar a un especialista para que evalúe cuál puede ser la causa.

 

Estrés y ansiedad

El ciclo menstrual puede estar influenciado por factores externos al sistema reproductivo estrictamente. El estrés o la ansiedad excesiva, al igual que otros factores emocionales, pueden afectar negativamente la producción hormonal, que es regulada por el hipotálamo -una parte del cerebro-. El estrés incluso puede hacer que la mujer no ovule en un ciclo determinado, causando así la ausencia de la menstruación en ese mes.

Situaciones comunes a muchas personas, como trabajo excesivo, problemas profesionales, financieros o familiares, pueden provocar fácilmente estrés o ansiedad. El proceso puede acabar por convertirse en una bola de nieve, dado que esa ansiedad lleva al retraso menstrual, que por su parte provoca todavía más ansiedad.

Ante una situación de estas características es importante descartar todas las posibilidades que pueden provocar la ausencia de la menstruación. Así, la mujer podrá asegurarse que el problema es la ansiedad y no hay otros motivos que provocan este síntoma.

 

Interrupción de la toma de pastillas anticonceptivas

Aquellas mujeres que toman pastillas anticonceptivas orales de forma correcta menstrúan de forma muy regular. Sin embargo, cuando se decide dejar de tomarlas luego de algunos años, es posible que el ciclo natural tarde algún tiempo en regularizarse nuevamente. Hay casos en los que algunas mujeres han entrado en una amenorrea temporal y tardaron algunos meses en volver a ovular. La amenorrea post-anticonceptivos puede ocurrir en todas las formas de administración - implante, inyección o comprimidos-, no solo con las pastillas.

 

Cambios bruscos de peso

Ganar demasiado peso o perderlo en poco tiempo también puede ser una causa de desregulación del ciclo menstrual. Las células adiposas del organismo contribuyen en la producción de estrógeno. Las alteraciones bruscas en la composición de grasa del cuerpo alteran de modo agudo los niveles de estrógeno, pudiendo interferir en la ovulación y, consecuentemente, en la fecha de la menstruación.

La falta de tejido graso puede ser muy perjudicial para el ciclo ovárico, dado que reduce la capacidad del cuerpo femenino de producir estrógeno. Las mujeres que sufren de anorexia o hacen dietas extremas tienen riesgo de presentar un retraso menstrual o incluso de amenorrea, en caso de que se extienda más de tres meses.

 

¿Cuáles son las alteraciones que pueden causar infertilidad femenina?

Por otro lado, las mujeres con exceso de peso, ya sea sobrepeso u obesidad, tienen una gran masa de tejido adiposo grande. Muchas veces esto ocasiona que el organismo produzca más estrógeno del necesario -una hormona femenina que es responsable de la maduración de los óvulos-. El estrógeno es necesario para la ovulación, pero cuando se produce de más puede inhibir la liberación del óvulo. Esto provoca que la mujer tenga períodos anovulatorios, es decir, donde no ovula. En consecuencia, se produce un retraso menstrual porque sin óvulo no hay menstruación.

 

Problemas en la glándula tiroides

El mal funcionamiento de la tiroides -hipotiroidismo- o un trabajo en exceso de la glándula -hipertiroidismo- también pueden causar cambios en el ciclo menstrual. En general, problemas de tiroides no tratados pueden llevar a la amenorrea, es decir, la ausencia de períodos menstruales. No obstante, en cuadros más suaves o en aquellas mujeres que ya usan medicación para problemas tiroideos, pequeños cambios en los niveles sanguíneos de las hormonas que produce esta glándula pueden desregular el ciclo menstrual y causar retrasos.

 

Inicio reciente del ciclo menstrual

Si la mujer tuvo su menarca -primera menstruación- hace poco tiempo, puede ocurrir que el ciclo aún sea algo irregular.

Durante los primeros años el sistema reproductivo femenino todavía se encuentra en etapa de maduración, por lo que pueden ocurrir pequeños cambios en el ciclo menstrual. Por eso, en esta fase un retraso es muy común y no suele ser motivo de preocupación.

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.