En vivo: el eclipse parcial de luna

access_time 17:02
|
4 de julio de 2019
|
Nutrición y salud

¿Por qué es importante consumir probióticos en invierno?

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1562270445468p2.jpg

Aprendé más sobre estos grandes aliados de la salud.

Con la llegada del invierno, pueden aparecer una serie de problemas de salud tales como resfriados, gripe, fatiga, agotamiento, etc. Todos ellos propiciados por el cambio de estación como, también por los hábitos de vida que uno lleve adelante.

En este sentido, consumir alimentos probióticos en los meses de más frío, pueden ayudar a prevenir y combatir de manera natural las afecciones más habituales en la estación fría.

¿Qué son los probióticos?

Los probióticos son bacterias beneficiosas que viven en el tracto gastrointestinal de forma natural, y que permiten lograr la defensa de distintos invasores, ya que  estimulan la producción de anticuerpos y refuerza el sistema inmune. El incremento de las bacterias amistosas, como los lactobacilos o bifidobacterias, se logra mediante la ingesta de alimentos que contienen probióticos, los cuales deben contener al menos 107 UFC/g.

Diversos estudios han demostrado la eficacia de los probióticos en la prevención y disminución en el tiempo de las diarreas agudas en adultos y niños (como en aquellas asociadas a antibióticos, rotavirus o norovirus). Así también, se cree que estas bacterias ayudan con el síndrome de colon irritable, estreñimiento, enfermedad de Crohn, desórdenes inmunológicos, gripe y también en la reducción del riesgo de cáncer de colon.

Además, los probióticos han demostrado efectos beneficiosos en la intolerancia de la lactosa, en la mejora de absorción de calcio y en la reducción de la extensión y síntomas de la alergia alimentaria, entre otras cosas.

¿Qué alimentos contienen probióticos?

Comer alimentos que han pasado por un proceso de fermentación y no han sido pasteurizados aportan una gran variedad de probióticos, con los beneficios que conlleva esto para mantener nuestra microbiota sana y equilibrada.

¿Por qué tomar probióticos en invierno? Probióticos y sistema inmune

El mejor modo de prevenir gripes o resfriados es mantener el sistema inmune en condiciones óptimas. ¿Cómo? Llevando una alimentación adecuada, evitando el consumo de alcohol y tabaco —este último incrementa la duración de la enfermedad en hasta tres días—, durmiendo suficiente —dormir menos de siete horas al día supone un riesgo tres veces superior de desarrollar una infección cuando el sujeto está expuesto al virus—, reduciendo el estrés y recurriendo a suplementos naturales como los probióticos.

¿La razón?

El sistema inmunológico se debilita en mayor medida durante la estación fría. Probióticos como el kéfir han mostrado una excepcional diversidad de acciones fisiológicas, entre las que se encuentra el fortalecimiento del sistema inmune, especialmente conveniente pues en invierno. Se ha observado asimismo una estimulación de la inmunidad en la mucosa intestinal y un incremento de la respuesta del sistema inmunitario innato. Las bacterias lácticas del kéfir pueden además influir en la secreción de citoquinas (o citocinas) proinflamatorias, moléculas que comunican unas células con otras y que, entre otros muchos cometidos, están implicadas en la respuesta inmune.

Los probióticos son también recomendables si se sigue un tratamiento con antibióticos, prescritos solo en caso de aparición de una infección bacteriana secundaria (los antibióticos son antibacterianos, por lo que no mejoran el cuadro en caso de gripe, que es una infección vírica). Este tipo de fármacos perturba el balance normal de la flora o microbiota intestinal —conjunto de bacterias que habitan en el intestino—, que los probióticos ayudan a restablecer. En resumen: los antibióticos disminuyen la población de bacterias, mientras que los probióticos estimulan su crecimiento.

Otros beneficios de los probióticos

·         Estabilizan la flora intestinal

·         Aumentan la inmunidad, estimulan las defensas

·         Ayudan a reducir el riesgo de cáncer de colon

·         Efectos beneficiosos en la intolerancia a la lactosa

·         Ayudan en la enfermedad de Crohn

·         Aumentan la absorción de calcio

·         Ayudan a reducir los síntomas del colon irritable

·         Son una ayuda en los casos de estreñimiento

·         Disminuyen el tiempo de duración de una diarrea aguda, por rotavirus, norovirus y asociadas a antibióticos

·         Reducen el tiempo y los síntomas de alergia alimentaria

Para que los probióticos tengan el efecto deseado, deben consumirse de manera regular y sostenida en el tiempo, pues una vez que se suspende su ingesta, desaparece el efecto.

Es importante destacar la importancia de la mantención de la cadena de frío en este tipo de productos, ya que es la forma de asegurar que sobrevivan las bacterias, y estén funcionalmente activos al ser consumidos.

 

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.