access_time 07:12
|
12 de marzo de 2018
|

Por la inclusión sin fines electorales

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/15207926170991520717163665C70E8900.jpg

En medio de reclamos de políticas de mano dura que rozan con la sed de venganza y estigmatizan a quienes viven en los barrios marginales, hay quienes entienden que la  única forma de cambiar el panorama es apostar por la inclusión a partir de un Estado presente. La idea es dar posibilidades, preparar a quienes viven allí para que  estén en condiciones de acceder a una alternativa laboral y, de ese modo, ir alejándose de los conflictos con la ley. Se apuesta, especialmente, por los jóvenes. También  es una tarea de recuperación.  Es una actividad que suele estar alejada de la estridencia mediática y de los discursos demagogos. De alguna manera, está bien que eso ocurra, para evitar que se contamine, que se le dé un uso electoralista. Lo tendrá, es cierto, porque si sale bien, alguien buscará acreditarse ese pergamino. Y en ese momento habrá que tomar las medidas necesarias para que, ni aun así, se intoxique el objetivo inicial de esta idea. 

Comentarios de la nota

© Copyright 2017. Cuyo Servycom S.A.