En vivo: Boca enfrenta a Unión en Santa Fe
access_time 21:12
|
26 de marzo de 2007
|
|
CALLE LAS HERAS

Por el turismo, locales del centro abren los domingos

La llegada de chilenos a la provincia rompió con la tradición de los comercios de permanecer cerrados durante el día de descanso de la semana.

    Si hay algo que un domingo era imposible encontrar abierto en el centro era los negocios de calzados, indumentarias y afines. Los grandes centros comerciales pasaron a ser los lugares de visita obligada y los puntos de venta para la satisfacción de cualquier necesidad de los mendocinos.

    Sin embargo, con el pasar del tiempo y la favorable situación turística que está viviendo la provincia, la tendencia cambió, sobre todo en calle Las Heras. Es que allí, en aproximadamente 700 metros, una gran cantidad de comercios debió amoldarse al turismo y comenzó a abrir sus puertas todos los domingos.

    CAMBIO DE HÁBITO. Perdiéndose de a poco la tradición de descansar en el último día de la semana, comerciantes de calle Las Heras, desde hace ya varios años, se vieron obligados a cambiar el hábito. Esta histórica zona comercial mendocina, que los domingos perdía vida y cuyas veredas eran recorridas únicamente por algún que otro perro solitario, de repente cambió su imagen.

    “Harán unos cuatro o cinco años que esto cambió mucho.Antes, se especulaba hasta el sábado a la tarde para salir a buscar algún regalo, ahora saben que los domingos también pueden encontrar comercios abiertos”, relató Teresa Massutti, vendedora de prendas de hilo en El rincón de la cachemira.

    Como explicaron otros comerciantes, algunos mendocinos –no muchos– ya no van al shopping a conseguir algo, sino que lo vienen a buscar al centro. Dos de los principales motivos de este cambio son la oferta de precios y las distancias más cortas. “Las Heras ha tomado vida desde la llegada de turismo chileno.

    Desde que el cambio los favorece, el flujo de visitantes trasandinos por esta calle es enorme y uno no puede darse el lujo de obviarlo. Son compradores fieles, que llevan mucho y pagan de contado”, subrayó Teresita Barahona, propietaria de Hilados del mar, un negocio de textil y ropa de damas. En cierto modo, todos los negociantes coincidieron en que, gracias al turismo, el comercio céntrico resurgió y que si no fuese por ellos los domingos estaría todo cerrado.

    A VECES BIEN, A VECES MAL. “La gente siempre reclamaba que los locales del centro no abrían los domingos. Bueno, ahora abren pero no aparecen a comparar”, se quejó un vendedor de zapatos de calle Las Heras. Es que no cerrar los locales ningún día de la semana no implica una mayor rentabilidad. Si bien por épocas la venta crece, hay domingos –o meses– en los que se gasta más en luz y empleados de lo que se gana.

    “Esto es por épocas. Uno ya conoce más o menos los picos fuertes de venta. En las vacaciones, en Vendimia, Semana Santa y otros feriados largos en los que hay mayor cantidad de turistas, es rentable abrir un domingo. En cambio, otros fines de semana es todo lo contrario”, explicó Hugo Yabar, dueño de una tienda de ropa.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.