access_time 13:59
|
14 de agosto de 2006
|
GODOY CRUZ

Por ahora, sin vuelta atrás

Mario Contreras continúa firme en su decisión de alejarse de la presidencia, luego de los incidentes del sábado. ?No sigo?, ratificó ayer.

    La consecuencia inmediata de los incidentes registrados por la barrabrava de Godoy Cruz, el sábado, en el estadio Malvinas, fue la renuncia del presidente tombino, Mario Contreras. La primera experiencia como local del Expreso en la máxima categoría del fútbol argentino no podría haber sido más triste, ya que sólo 16 minutos se pudieron disputar en el mundialista, previos a la suspensión del encuentro por parte del árbitro Gabriel Favale, ya que el jefe del operativo policial no podía darle las garantías de seguridad para continuar.

    A pocos minutos de la suspensión por el enfrentamiento entre los barras, que intentaban ingresar sin entradas, y la policía, el presidente Contreras daba a conocer su renuncia, la que mantiene de forma indeclinable. “Yo no sigo. No hay mucho más que hablar sobre el tema. Mi decisión continúa firme”, expresó ayer el (¿ex?) mandatario tombino.

    Los incidentes causados de manera premeditada por esta organización de delincuentes que dicen llamarse hinchas del Expreso han causado un revuelo en la cúpula dirigencial del club, que continúa firme en su postura de “no transar” con los violentos y no dar lugar a sus exigencias –los barras habrían pedido 10% del sueldo a cada jugador, 40.000 pesos por mes y 10 micros para viajar cuando el Tomba juegue de visitante–. Esta noche (ver aparte) Contreras se reunirá con otros dirigentes que intentarán que vuelva al club. Mientras, en Godoy Cruz continúan viviéndose horas de incertidumbre sobre el futuro dirigencial de la institución.

Comentarios de la nota

Últimas noticias

© 2019 Copyright.