access_time 14:09
|
23 de septiembre de 2006
|
|
RIVER PLATE - ROSARIO CENTRAL

Por ahora, el Millo es el que manda

El equipo de Daniel Passarella venció al Canalla y quedó en la cima de las posiciones gracias a que Boca no jugó contra Racing por los problemas con la barra brava Xeneize

BUENOS AIRES (TÉLAM). River Plate venció con comodidad a Rosario Central por 2 a 0 y por obra y gracia del accionar de los barrabravas de Boca Juniors, que terminaron forzando la suspensión del clásico con Racing Club, se trepó transitoriamente a la cima del torneo Apertura. La victoria riverplatense se concretó a través de un gol de tiro penal de Marcelo Gallardo en el primer tiempo y otro del colombiano Radamel Falcao, la figura del encuentro, en el segundo.

    Fue un triunfo inobjetable del Millo en el soleado y colmado estadio Monumental, aunque las facilidades en el desarrollo llegaron para los dirigidos por Daniel Passarella después de la media hora del primer tiempo. Hasta entonces, el partido había sido áspero e intenso, con los volantes Leonardo Borzani y Diego Cálgaro cortando el circuito de juego de los riverplatenses en el medio e impidiéndoles progresar absolutamente en ataque. Para colmo de males, en la única y mejor opción que tuvo el visitante llegó un penal para los rosarinos que bien pudo cambiar la historia.

    Es que apenas habían transcurrido nueve minutos cuando el ex Rosario Central Federico Lussenhoff empujó levemente a Marco Ruben y el árbitro Gabriel Furchi, de floja tarea, cobró penal. Sin embargo, Cristian González y su experiencia no pudieron con el juvenil entusiasmo del arquero Juan Pablo Carrizo, quien, en gran estirada, empezó a ganarse al exigente público millonario. En tanto, River contó con su primera acción de riesgo cuando transcurrían 30 minutos, pero la dilapidó Gonzalo Higuaín.

   Tres minutos más tarde, invirtiendo la relación del River Plate) penal anterior para la visita, el ex River Plate Ariel Garcé volteó torpemente a Falcao y Gallardo trocó el remate desde los doce pasos por gol. El conjunto dirigido por Néstor Gorosito era muy permisivo atrás y muy flojo adelante, por lo que no creaba zozobra a la última línea riverplatense y, como contrapartida, dejaba abiertas las puertas para que los delanteros rojiblancos llegaran hasta las barbas del arquero Juan Ojeda, de buena labor.

    Y la conquista anunciada llegó nomás antes de los 20 minutos del complemento a través del mejor jugador de la cancha, Falcao, que se merecía el gol después de tanto esfuerzo. La jugada empezó en un despeje largo de Christian Nasuti y siguió con una perfecta habilitación de Higuaín para que el colombiano convirtiera su primer tanto desde que volvió a jugar luego de la operación de ligamentos cruzados. Allí se terminó, literalmente, el partido. Los últimos 20 minutos fueron una sucesión de toques poco profundos de los dueños de casa ante la resignación de los huéspedes.

TEMAS:

Deportes

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.