access_time 07:21
|
13 de septiembre de 2019
|

Poner el ojo en el aparato judicial

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1532459387242poder%20judicial%2001.jpg

En algún momento habrá que revisar qué ocurre puertas adentro del Poder Judicial de Mendoza. Saber por qué jueces y fiscales que han cometido errores groseros o que han estado sospechados de beneficiar imputados, inventar causas o pisar expedientes continúan en sus funciones como si nada hubiese sucedido, en muchos casos, de la mano de abogados conocidos en el foro por sus prácticas cercanas al delito.
Las investigaciones administrativas son livianas, y las denuncias en el Jury de Enjuiciamiento, por lo general, se diluyen hasta quedar en la nada. En este punto, la responsabilidad también es política. Y, de ese modo, se genera un círculo vicioso basado en la devolución de favores, de un lado y del otro.
El mensaje que llega al resto de la ciudadanía es peligroso porque cada vez es más evidente que la Justicia no mide a todos por igual, que primero se analiza a los protagonistas de una historia, y allí se determina cuál será el destino de una causa. Eso no puede pasar más.

Comentarios de la nota

© 2019 Copyright.