access_time 16:49
|
16 de julio de 2007
|
|
DENUNCIAN IRREGULARIDADES

Policías reparan las comisarías a contraturno

La imposibilidad de frenar la ola delictiva reinante obliga a revisar el funcionamiento de las comisarías y la distribución del presupuesto aprobado para las mismas

        El viernes, los legisladores Daniel Cassia y Carlos Aguinaga llegaron de manera sorpresiva a varias dependencias de Capital y detectaron edificios sin habilitación municipal, policías trabajando en refacciones y hasta comisarías en las que los reos conviven con la población víctima del delito. La escasez de personal también golpea fuerte en el combate contra el crimen.


            En Capital hay 250.000 habitantes estables, a los que se suman unas 200.000 personas que cotidianamente circulan por las calles del centro. Para brindarle seguridad a toda esa gente, el Gobierno dispone de veintiún autos, doce motos e igual número de bicicletas. Los legisladores aseguran que las visitas sorpresivas forman parte de un plan que continuará en todo Mendoza. En el debut de la medida se encontraron con un panorama poco alentador: la comisaría más grande e importante de la provincia, ubicada en Mitre 1541 de Ciudad, está siendo refaccionada –la idea es poder aislar a los presos de la gente que concurre a denunciar un delito–, pero lo llamativo es que las tareas las realizan los mismos policías a contraturno y con materiales comprados por la Cooperadora Policial.


         Cassia se preguntó qué está haciendo el Gobierno con los 1,5 millones de pesos que tiene por día para gastar. El legislador cuestionó: “No hay apoyatura institucional por parte del Ministerio de Seguridad, en lo relacionado con las obras que están haciendo los policías en el lugar a pesar de que en el Presupuesto 2007 hay una partida especial aprobada para cubrir esas necesidades”.


        La medida adoptada en esa comisaría se tomó tras reiteradas quejas de la gente que acudía a denunciar y debía soportar los olores nauseabundos provenientes de las celdas, además de la peligrosidad que representa la cercanía de los presos. Cassia denunció también que la Comisaría Segunda, ubicada en San Martín 124, está inhabilitada por la municipalidad. El problema es que las fallas edilicias no permitieron que los inspectores de la comuna dieran la aprobación para que el edificio siguiera funcionando como un lugar de atención al público.


         Sin embargo, no ha sido reparada y sigue operando como tal. Otros puntos denunciados por el legislador fueron las irregularidades en las comisarías que cuentan con fiscalías. Según las denuncias, la Tercera y la Quinta no tienen personal civil y las tareas las llevan a cabo los efectivos.Concretamente y según sus afirmaciones, en esas dependencias falta personal para que tome testimonios, por lo que todas las tareas debe realizarlas el fiscal de turno.


          Es por eso que una persona que acude a denunciar debe esperar por períodos prolongados de tiempo para ser atendida. Por esas irregularidades, los legisladores convocarán al ministro de Seguridad, Alfredo Cornejo, a dar explicaciones, pero dentro de las comisarías.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.