access_time 07:14
|
1 de septiembre de 2021
|
|
Justicia federal

Un hombre drogaba a su hija de 15 años con cocaína, LSD y marihuana y fue condenado

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1620336562928bc5ae484-8f13-4651-9759-b3878631a2a6.jpg
El proceso se desarrolló en el Tribunal Oral Federal Nº1.

Se trata de un arquitecto que recibió cuatro años y medio de cárcel. Su pareja, profesora de Música, también fue sentenciada. Además, le suministraban drogas al novio de la adolescente.

Un arquitecto de 55 años fue condenado a cuatro años y medio de cárcel por suministrarle tres tipos de estupefacientes a su hija y al novio de ella cuando eran menores de edad.

La pareja del hombre, una profesora de Música oriunda de Ciudad, de 42 años, también resultó culpable y recibió dos años de prisión de cumplimiento condicional de parte de los jueces Alejandro Waldo Piña, Alberto Daniel Carelli y María Paula Marisi, del Tribunal Oral Federal Nº1 de Mendoza.

Las identidades de todos los protagonistas del proceso se reservan para no identificar a quien radicó la denuncia. 

De la instrucción y el juicio oral surgió que el ahora culpable también amenazó a su hija luego de enterarse de que había sido denunciado. La llamó por teléfono y le dijo que se tenía que ir del país porque lo iban a matar a él, a su madre y a ella, debido a que a la familia de su novia “era mafiosa”.

Justamente, la presentación que motivó la investigación penal fue realizada por la madre de una adolescente de 15 años en una Oficina Fiscal del Gran Mendoza, luego de que le contara y acusara a su padre biológico y a su pareja de suministrarle y obligarla a consumir cocaína, marihuana y también LSD en diferentes ocasiones en el 2018 y entre enero y febrero del 2019 en un departamento de Ciudad y en una casa Potrerillos, en Luján de Cuyo, respectivamente.

Durante el debate oral que finalizó la semana pasada, los denunciantes intentaron relativizar lo declarado en primera instancia, al sostener que el objetivo de ellos era lograr que el hombre ingresara en un programa de desintoxicación para adictos, pero los jueces entendieron que los hechos estaban probados cuando la menor y su novio de aquellos días declararon en cámara Gesell.

“Consideramos que esas diferentes versiones no contradicen la existencia de los hechos en sus rasgos esenciales ni siembran dudas al respecto. Al contrario, advertimos que lo relatado por los diferentes testigos demuestra que (el arquitecto y su pareja) sí les dieron drogas a los menores de edad (el fallo cita sus nombres) y que el primero sí amenazó a su hija”, sostienen los fundamentos de la sentencia.

Y agrega: “El intento de desdecirse que se advirtió en el debate estuvo dirigido, como fue incluso explicitado, a favorecer la situación (del imputado) y resulta absolutamente comprensible en virtud de la situación familiar puesta de manifiesto durante el juicio, pero no exime de responsabilidad a los acusados por los hechos probados ni afecta la certeza que, desde nuestro punto de vista, surge de lo declarado en cámara Gesell”.

Así las cosas, para el tribunal y para la fiscalía, representada por María Gloria André, no quedaron dudas sobre los hechos denunciados que motivaron la investigación federal.

Dramático

Del proceso quedó confirmado que el arquitecto y su novia le entregaron un cigarrillo de marihuana a la menor para que lo fumara. Lo hicieron insistentemente reiteradas veces y la adolescente terminó accediendo.

Si bien no pudo precisar fecha, la denunciante relató que fue en el 2018 en el departamento de su padre, ubicado sobre calle Verdaguer, de Ciudad.

El “plan” de la pareja era darle marihuana a la chica por lo que comenzaron a fumar un porro delante de ella.

Entre otras cosas –sostiene la pesquisa–, para lograr convencerla, decían que esa droga era buena, que se las daba Dios y que era una planta.

Cuando la menor probó la sustancia suministrada –contó–, le provocó mareos, “que las cosas pasaran en cámara lenta” y pensó que se iba a morir. También relató que tenía la sensación de hambre.

Por parte, tiempo después, el hombre de 55 años le entregó la droga alucinógena LSD a su hija y al novio de ella.

Esto sucedió entre enero y febrero del 2019 en la casa de Potrerillos, adónde había ido a pasar unos días.

El progenitor sacó la droga después de comer y le metió un cartón en la boca a cada uno de los adolescentes. Les dijo que lo probaran porque se iban a sentir bien y a reírse un rato. Sin embargo, la menor contó que comenzó a ver borroso y que se sentía mareada.

No sólo eso, en esa época, y también en el departamento del hombre, este le introdujo con su dedo cocaína a su hija y al novio de ella en la boca.

Sucedió en el living de la propiedad de calle Verdaguer. La chica contó, y también su pareja, que su papá sacó un papel con el polvo y que le introdujo la sustancia sin preguntarle. “A ella se le habría adormecido la boca y habría sentido un gusto que definió como asqueroso”, sostuvo la instrucción federal.

Luego de la denuncia, las amenazas y otros hechos sucedidos, el 30 de agosto del 2019, a las 15.50, se produjo la captura del arquitecto en calles Beltrán y Rioja, de Ciudad, y ordenaron un allanamiento en su departamento.

Le encontraron marihuana y elementos para el armado de cigarrillos artesanales, entre otros objetos utilizados para el consumo de sustancias prohibidas.

Ese mismo día por la tarde, a las 19, se desarrolló otra medida en la casa de la pareja del hombre, sobre calle Olascoaga, de Ciudad.

En la habitación donde pernoctaba, en el interior de un placard, hallaron 28 gramos de marihuana, papeles metalizados, restos de cocaína y 84 semillas de cannabis, entre otros elementos.

Por todo esto, ambos también fueron acusados por tenencia de estupefacientes.

En el caso del hombre que le suministraba la droga a su hija, además de los cuatro años y medio de cárcel, el tribunal lo obligó a someterse a un tratamiento de desintoxicación y rehabilitación por el tiempo que fuese necesario.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.