access_time 08:56
|
27 de enero de 2022
|
|
El saldo letal de la tormenta

Accidente en Potrerillos: los detalles de la tragedia y la búsqueda del conductor

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1643282658519FKGWtASX0Ag2O-n.jpg
Así quedó el Ford Fiesta de las víctimas.

Óscar Alfredo Caliva, padre de los dos niños fallecidos, continuaba desaparecido. Su auto fue arrastrado por la creciente del Río Blanco, en medio de la fuerte tormenta. Su pareja y su hija fueron rescatas y están hospitalizadas.

La fuerte tormenta que azotó a Mendoza la noche del miércoles dejó un saldo fatal con la muerte de dos niños, después de que el auto en el que viajaban fue arrastrado por la creciente del Río Blanco, en Potrerillos.

Su padre y conductor del rodado habría sido llevado por la corriente, pero no fue hallado durante las tareas que se realizaron a lo largo de toda la madrugada de este jueves, en medio de la oscuridad y mientras el temporal continuaba.

Por ese motivo, los rastrillajes para dar con el hombre, identificado como Óscar Alfredo Caliva, de 43 años, se reiniciaron la mañana de este jueves. En el lugar se presentó personal de Bomberos del Cuartel Central y Voluntarios de Potrerillos, Defensa Civil y policías de la zona.

En tanto, la pareja del conductor, Anaquil Vanina Gómez de Olivera (38), y su hija adolescente lograron sobrevivir y se encuentran alojadas en el Hospital Central con pronóstico reservado.

La información policial sostiene que fue pasadas las 22.30 cuando las autoridades tomaron conocimiento que un Ford Fiesta con una familia a bordo había sido arrastrado por el caudal del Río Blanco, cuando cruzaban el puente de la ruta 89 (avenida Los Cóndores), a metros de la bifurcación El Salto-Las Vegas.

Ante eso, policías se desplazaron hasta el lugar y se encontraron con lugareños que estaba auxiliando a los ocupantes del rodado. Los vecinos le realizaron maniobras de reanimación cardiopulmonar a un niño, individualizado como Maku Caliva (6), que sacaron del interior del habitáculo, pero ya estaba sin signos vitales.

Al mismo tiempo, los efectivos consiguieron extraer adentro del auto a la otra niña, llamada Alika Nahir Caliva, de 11 años, y su hermana, de 17, quienes estaban completamente cubiertas con barro y piedras. Al intentar reanimarlas, se constató que la pequeña había fallecido.

Acto seguido, del sector delantero se rescató a la madre de los menores, Gómez de Olivera. Fue allí cuando los vecinos le indicaron a los policías que faltaba el conductor, por lo que se inició un rastrillaje hacia el interior del cauce, recorriendo unos 300 metros, que resultó negativo.

Del interior del rodado se halló una billetera que contenía documentación de la mujer y sus hijos, como así también la cédula del rodado a nombre del hombre que iba al volante.

Hasta el lugar llegaron dos ambulancias del Servicio Coordinado de Emergencias (SEC), cuyo personal asistió a la mujer y la adolescente y las trasladó al Hospital Central.

En las horas posteriores, bomberos siguieron buscando al padre de las víctimas fáltales, pero no pudieron ingresar al cauce, debido a que las inclemencias del clima no lo permitían. Por ese motivo, la búsqueda se suspendió y se decidió continuarla la mañana de este jueves.

En el lugar también trabajaron efectivos de la Policía Científica, que efectuaron el levantamiento de los cadáveres y llevaron adelante las tareas correspondientes en la escena.

Las fuentes indicaron que las víctimas del hecho son oriundas de la localidad de Virrey del Pino, La Matanza, pero que desde hace tiempo están domiciliados en calle Guiñazú de Potrerillos.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.