La joven víctima, Fabián Salcedo, sólo atinó a decir a su preocupada madre, días antes de morir en una sala de terapia intensiva del Hospital Central, que sabía quién había sido el hombre que intentó robarle la moto y le disparó sin darle lugar a reacción. El triste episodio tuvo su origen el 27 de noviembre del 2005, cerca de un pequeño negocio del barrio Los Cerrillos de Godoy Cruz, y Salcedo murió pocos días después, el 15 de diciembre, producto del fuerte impacto de bala recibido en el tórax.

    Toda esta historia podría encontrar su final hoy, cuando la Séptima Cámara del Crimen dicte sentencia contra Walter Oscar Montiveros, imputado por la pesada carátula de homicidio agravado por el uso de arma de fuego. El tribunal, presidido por Pedro Carrizo e integrado por Gabriela Urciuolo y Agustín Pedro Chacón, dio inicio al juicio el viernes. Después de dos jornadas está previsto que hoy a la mañana se desarrollen los alegatos de la fiscalía de Cámara y de la defensa. Ayer, el acusado decidió declarar ante los magistrados, situación que demoró la finalización del debate.