access_time 14:15
|
10 de agosto de 2021
|
|
Doble crimen en Maipú

Seguirán detenidos padre e hijo acusados de matar a los hermanos Álvarez

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1628615599165index1.jpg
Fabián y Alex D´Agostino están comprometidos en el expediente.

Se trata de Fabián D´Agostino y su hijo Alex, cuya defensa consideraba que no había pruebas para mantenerlos presos. Resta definir la situación de los hermanos Isidro y Luis Andrada.

La Justicia ratificó la detención de dos de los acusados por el doble crimen de los hermanos Franco y Kevin Álvarez, ocurrido en junio pasado en Maipú. Se trata de Vicente Fabián D'Agostino Ferreyra y su hijo Alex Leonel D'Agostino Cala.

La jueza Alejandra Mauricio, del Juzgado Penal Colegiado Nº 1, rechazó el pedido de morigeración de la detención que realizó la defensa de los acusados, durante una audiencia de control jurisdiccional.

La magistrada se inclinó por los argumentos que presentó la fiscal de Homicidios Andrea Lazo, quien se encuentra a cargo de la instrucción.

Por el caso también se encuentran tras las rejas los hermanos Isidro Omar y Luis Silvestre Andrada Rivero, cuyo representante legal realizó el mismo pedido, pero está pendiente de definición.

La representante del Ministerio Público presentó las diversas pruebas que comprometen a los imputados, quienes se encuentran tras las rejas desde fines de junio, después de que fueron hallados los cadáveres de las víctimas tras casi tres semanas de búsqueda.

Uno de los principales elementos probatorios con los que cuenta la Fiscalía para mantener encerrados a los sospechosos, es la confesión del hijo de uno de los hermanos Andrade, de 16 años, quien declaró en el expediente que había escuchado a su padre y a sus presuntos cómplices planificando un ataque contra los Álvarez.

De la investigación surge que los presuntos autores y las víctimas, que trabajaban como obreros para D'Agostino padre, habían protagonizado diversos roces y estaban cansados de las actitudes de Franco Álvarez, el mayor de los hermanos asesinados.

Asimismo, se detectaron mensajes intimidatorios entre el hijo de uno de los obreros detenidos y Franco. Se trataba de mensajes con amenazas de muerte mutuas.

En el medio de los conflictos entre ambas partes había reclamos de dinero, discusiones constantes y hasta se hablaba de una planta de marihuana que le habría sustraído la mayor de las víctimas a uno de los acusados. De las averiguaciones surgió que la misma estaba destinada a fabricar aceite de cannabis para un hijo, menor de edad, que atraviesa una enfermedad.

Lo cierto es que los argumentos presentados por Lazo resultaron suficientes para la jueza Mauricio, que determinó que los cuatro acusados continúen en prisión.

El caso

La búsqueda de Kevin y Franco comenzó después de que su familia los vio por última vez la tarde del lunes 7 de junio. Ese día salieron de su casa de Colonia Bombal junto a su madre para tomar un micro.

La mujer se dirigió hasta el centro de Rodeo del Medio, mientras que los hermanos siguieron el recorrido hasta Los Corralitos, en Guaymallén, allí debían cobrar un trabajo de albañilería que habían realizado días antes.

En ese lugar estuvieron esperando a que les abonaran. A las 21.30, le escribieron a su progenitora que iban a volver tarde a su casa porque todavía no recibían el dinero.

Instantes más tarde, a las 21.47, Kevin registró su última conexión en WhatsApp. Después de eso, sus familiares no volvieron a tener noticias sobre ellos.

Al día siguiente la madre radicó la denuncia de paradero correspondiente y se dio inició a la búsqueda que finalizó el domingo 27 de junio, cuando los cuerpos de los hermanos fueron hallados en la laguna del Viborón, en Rodeo del Medio.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.