access_time 17:57
|
15 de septiembre de 2021
|
|
Tribunales

Seguirá en la cárcel el acusado de matar al periodista Luziano Moreno

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/162707536574317390363_10212375783418605_5522350798450317304_o.jpg
El ex empleado judicial de 27 años, cada vez más complicado.

La Justicia le dictó la prisión preventiva a Pablo Rivas Stewart y confirmó la calificación por homicidio criminis causa y robo agravado, por la que arriesga perpetua.

Hace 54 días un crimen en pleno corazón del barrio Bombal de Ciudad conmocionó a la provincia. La víctima fue el periodista Luziano Moreno, de 30 años, quien estaba a días de emigrar del país en busca de nuevas oportunidades. Justamente, se había dirigido a ese lugar para cambiar poco más de 4 millones de pesos por dólares. 

Pero Lucho, como lo conocían sus seres queridos, jamás se imaginó que su vida iba a terminar ese día y en ese lugar. De acuerdo con la investigación, un joven con el que se reunió para realizar la transacción lo atacó con un arma blanca para robarle el dinero. Luego, utilizó el auto de la víctima para trasladar el cadáver e intentar descartarlo en el oeste de Godoy Cruz, pero terminó detenido. 

Ver también: Crimen de Luziano Moreno: amenazas de muerte y la presencia del Bentogate

Los policías lo identificaron como Pablo Rivas Stewart Usher, un ex empleado judicial de 27 años. El sospechoso trató ofrecer alguna explicación a los uniformados, pero la situación era por demás comprometedora.

Con el paso de los días, una importante cantidad de pruebas continuaron comprometiendo al acusado y este miércoles su situación se complicó aún más: la Justicia le dictó la prisión preventiva y deberá seguir tras las rejas.

La jueza Miriam Núñez, del Juzgado Penal Colegiado Nº 2, se inclinó por los argumentos que presentó la fiscal de Homicidios Claudia Ríos, a cargo de la instrucción, y le dictó la medida de coerción.

La magistrada confirmó, de esta forma, la imputación por homicidio criminis causa en concurso real con robo agravado.

Básicamente, con esa calificación, con la que Rivas Stewart arriesga como única pena prisión perpetua, la representante del Ministerio Público entiende que mató para lograr la impunidad en otro hecho, en este caso el robo del dinero de la víctima. 

Ver también: Fiebre por el dólar: cómo fue el crimen en el corazón del barrio Bombal

Asimismo, rechazó varios planteos que realizó la defensa del acusado. En primer lugar el pedido de prisión domiciliaria en San Rafael, ya que consideró que existe riesgo procesal y de fuga.

También descartó la solicitud de nulidad sobre el allanamiento realizado en el domicilio del sospechoso, donde se hallaron pruebas claves para la investigación. 

Por último, la jueza tampoco hizo lugar al pedido para que un perito de parte controle el análisis a la notebook y el celular de Rivas Stewart. 

Los cuchillos y los dólares que faltaban

Entre el material probatorio que presentó Fiscalía se encuentran los 4.009.000 de pesos que fueron secuestrados del auto de la víctima. Un dato no menor para los detectives, es que no se hallaron dólares, lo que sostiene la versión de que el sospechoso había planeado robarle el dinero a Moreno.

De acuerdo con un testigo, que fue el nexo entre Rivas Stewart y Moreno, existió cierta incertidumbre porque la transacción que habían acordado realizar estaba tardando más de lo normal.

Cuando el sospechoso fue cuestionado por eso, respondió que estaba esperando que su hermana fuera a buscar los dólares en el banco, aunque esto solo se trató de una excusa, ya que su familiar vive en España

Ver también: Compra de dólares y crimen: la prueba de los cuchillos sobre la cama

Otros elementos significativos que se hallaron en la escena, donde fue detenido el presunto matador, son dos cuchillos, uno de los cuales fue utilizado para ultimar a la víctima.

Mientras que durante un allanamiento en el domicilio de Rivas Stewart se incautó un juego de cuchillos al que le faltaban dos piezas y tenían las mismas características a los que encontraron en interior del vehículo de Moreno.

En ese lugar también incautaron una notebook, la cual está pendiente de ser peritada por el personal de Delitos Tecnológicos de la Policía de Mendoza, así como también el celular que le secuestraron durante la detención. 

Los testigos clave y la detención

Asimismo, fue parte de la evidencia presentada el relato de los cuatro testigos estrellas de la causa. Se trata de empleados de una obra social que presenciaron el ataque contra Moreno cuando estaban saliendo de trabajar. 

Esa versión sostiene que alrededor de las 14 del jueves 22 de julio, observó a la víctima y al señalado victimario en el interior del Volkswagen Fox blanco, que estaba estacionado sobre calle Leopoldo Suárez al 600, entre 25 de Mayo y Perú.

De acuerdo con las declaraciones, Moreno se encontraba en el asiento del conductor, mientras que Rivas en el del acompañante. En un momento, este último atacó al periodista con un arma blanca y le propinó varias puñaladas.

Tras el ataque, con sus últimas fuerzas, la víctima arrojó las llaves del rodado hacia la calle.

Acto seguido, el agresor descendió cubierto en sangre, tomó las llaves, abrió la puerta por el lado del conductor, desplazó el cuerpo de Moreno hacia el asiento del acompañante y lo ató con el cinturón de seguridad para sostenerlo.

Posteriormente, el sospechoso arrancó el auto e inició la fuga en dirección al oeste, por lo que uno de los testigos dio aviso a la línea de emergencias 911. 

A partir de allí, personal policial de Capital y Godoy Cruz iniciaron tareas de patrullaje por la zona hasta que efectivos de la Unidad Motorizada de Acción Rápida (UMAR) lo divisaron en las inmediaciones de calles Segundo Sombra y Perón.

Seguidamente, tomó una calle de tierra, en dirección al norte, hizo unos 100 metros y estacionó en el Pedemonte, cerca del ex autódromo Los Barrancos.

Allí, Rivas se cambió de ropa y comenzó a buscar la mochila con el dinero de Moreno, sostiene la reconstrucción. Fue allí cuando llegaron los uniformados y lo sorprendieron con el cadáver del periodista en el interior del vehículo.

En un principio, Rivas Stewart buscó zafar dando entender a los policías que había sido víctima de un hecho de inseguridad. Dijo que estaban realizando una operación de compra de dólares con Moreno e involucró a un sujeto en moto.

Pero esa versión no convenció a los efectivos, que terminaron capturando al ex empleado judicial 

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.