access_time 16:33
|
24 de noviembre de 2021
|
|
Tribunales

Reconoció que mató a un vecino y lo condenaron a 13 años de prisión

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1637765500948Portada%20Lemos.jpg
Franco Lemos, de 26 años, acordó un juicio abreviado.

Se trata de Franco David Lemos, quien se encontraba acusado por el crimen de Marcelo Carpio, ocurrido en noviembre del año pasado. Broncas barriales y una vieja enemistad habrían sido el móvil del ataque letal.

Una vieja enemistad y broncas barriales desembocaron a fines del año pasado en el crimen de Marcelo Osvaldo Carpio Mercado (41). El hombre fue ultimado de un balazo mientras perseguía a un vecino que atacó a tiros su casa de Maipú.

El hecho provocó una fuerte indignación entre los habitantes de la zona del barrio Reconquista, que fue escenario del hecho de sangre, a tal punto que incendiaron la casa del principal sospechoso: Franco David Lemos Méndez (26).

El martes, casi un año después, el acusado reconoció la autoría del asesinato durante un juicio abreviado y fue condenado a 13 años de prisión.

Fue el juez Marcelo Gutiérrez del Barrio, del Tribunal Penal Colegiado Nº 2, homologó el acuerdo entre el fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello y la defensa, y dictó la sentencia por homicidio agravado por el uso de arma de fuego.

Crimen y bronca vecinal

El hecho de sangre ocurrió el sábado 28 de noviembre del año pasado cuando, alrededor de las 17.20, la víctima se encontraba junto a su hija en su domicilio de la manzana A del citado barrio. 

En ese momento, Lemos llegó hasta la propiedad y efectuó varios disparos intimidatorios. Ante eso, el hombre junto a familiares salieron en persecución del joven hasta la plaza del barrio Uníon y Fuerza.

Fue allí donde Lemos volvió a utilizar su arma de fuego y le propinó un balazo a Carpio, que le impactó en la axila, de acuerdo con fuentes policiales. 

Mientras los allegados a la víctima lo asistían y se comunicaban con el 911, el sospechoso se dio a la fuga hacia un taller, localizado en las cercanías. 

Testigos le marcaron ese lugar a los efectivos que llegaron hasta el lugar. Con el permiso del dueño del taller, los uniformados ingresaron y lograron detener a Lemos, quien se había escondido debajo de un colchón. 

Al requisarlo, le hallaron un revolver calibre 22 largo, marca Pehuen, y siete vainas servidas que el sospechoso intentaba ocultar bajo el colchón, detalla la información. 

En paralelo, un grupo de vecinos de la zona se reunieron y se dirigieron hasta la casa de Lemos, en calles Barcala y Gatica. A modo de venganza, prendieron fuego la vivienda del homicida.

Por su parte, la víctima fue trasladada en un vehículo particular al Hospital Paroissien, pero cuando ingresó a la guardia los médicos constataron que ya se encontraba sin vida. 

De las labores investigativas que se practicaron poscrimen, se arribó a la conclusión de que el ataque letal estuvo motivado por viejas broncas que mantenían Lemos y Carpio

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.