access_time 08:15
|
17 de abril de 2022
|
|
Punto de vista

Qué hay detrás de los violentos robos de autos

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1649965498934FotoJet%20(1).jpg
El ministro Raúl Levrino en las medidas para desalentar las autopartes.

Los casos subieron desde principio de año. La reacción del Ministerio de Seguridad y el trabajo investigativo. La escasa participación de Inteligencia Criminal.

El crimen durante un asalto del venezolano Jean Carlos Sosa en la Cuarta Sección, Ciudad, marcó un antes y un después en la gestión de Raúl Levrino al frente del Ministerio de Seguridad. Un trío de asaltantes que venía perpetrando robos de vehículos en la zona no tuvo piedad y ejecutó al joven padre de 26 años a corta distancia y en pocos segundos mientras huía a toda velocidad con el Ford Focus que acababa de sustraer.  

El hecho de sangre trajo, casi por decantación, una fuerte repercusión social con pedidos de justicia y duros cuestionamientos al área policial más protegida de toda la Policía: la Dirección de Inteligencia Criminal (DIC).

Poco se sabe de los efectivos que la integran y el trabajo que desarrollan en las calles, pero son los primeros apuntados por la falta de informes sobre el mundo del hampa que opera en el Gran Mendoza y la escasa comunicación con otras áreas policiales, como Investigaciones. El diálogo entre policías de ambas direcciones es prácticamente nulo.

En los últimos años, en la DIC se dedicaron a tareas más sociales en las barriadas o escuelas que al estudio de las gavillas criminales que vienen operando con la sustracción de vehículos en la zona metropolitana. Así lo destacan sabuesos con años de experiencia en el terreno mendocino.

Cuando se iniciaron los trabajos de campo por el asesinato de Sosa en la puerta de su casa de calle Chenaut, descubrieron que, días antes, la misma organización había robado una camioneta a pocas cuadras de allí y que operaban con contactos sanjuaninos. No hubo un solo informe que advirtiera sobre el accionar delictivo o lo que estaba sucediendo en el sector.

El robo de autos es actualmente la mayor preocupación de las autoridades de Seguridad. Y ha quedado en evidencia que los malvivientes están apuntando a los bienes muebles por la cantidad de hechos violentos ocurridos en los últimos días.

Desde el sábado, con el ataque armado a un fletero en la puerta de su casa de calle Gutemberg de Guaymallén, durante un hecho calcado al del venezolano en la Cuarta Sección y que tiene a la víctima internada en estado desesperante en el Hospital Central, los casos han ido en aumento: hubo robos de vehículos con víctimas maltratadas y persecuciones policiales en el Este y también en Luján, tal como ha revelado este diario. Algo está pasando con los vehículos automotores y en Seguridad lo saben.

Ver también: Persecución y búsqueda con el helicóptero policial tras un violento robo en el Este

Después del ataque fatal en Ciudad, el objetivo de la pata política de la llamada cartera más explosiva del Ejecutivo fue mostrar números: aseguró que los índices de homicidios y robos agravados descendieron con respecto a años anteriores –apoyados por dos años de pandemia– y el ministro tomó un rol distinto en la política comunicacional por pedido del gobernador Rodolfo Suarez: demostró presencia en medidas directamente relacionadas con el robo de vehículos para enfriar cualquier tipo de crítica. 

Justamente, el fin de semana y el miércoles, Levrino estuvo durante los allanamientos para desalentar la compra de cubiertas y autopartes provenientes de la sustracción de automotores en diversos talleres de Las Heras. Y no fue casualidad, ya que también lo había hecho durante procedimientos en la galería Tonsa a fines de marzo. Justo cuando el ministro informaba el resultado de esas medidas, malvivientes robaron un auto con una bebé en su interior en Guaymallén.

Los sabuesos de Investigaciones, principalmente de las divisiones Robos  y Hurtos, Sustracción de Automotores y Delitos Económicos, han identificado diferentes modus operandi de las bandas que actúan en la provincia y algunas han sido en parte desbaratadas, aunque pusieron el foco en los dedicados a la comercialización de autopartes.

Entienden que están trabajando para terceras personas por la falta de repuestos que actualmente afecta a todo el país, y por eso se apunta a estos negocios que, casi en su totalidad, están flojos de papeles con respecto al origen de las autopartes que reciben para luego revenderlas.

Ver también: Fotos y video: persecución de película por Ciudad y Las Heras tras el robo de un auto

Lo cierto es que el robo de autos genera intranquilidad y tiene muchas víctimas. Además de afectar la propiedad personal, destroza la economía y presenta implicaciones financieras en las compañías de seguros.

No sólo eso: está directamente relacionado con organizaciones que se dedican a cometer otros asaltos o entraderas –luego abandonan los rodados o los prenden fuego– y también al tráfico de estupefacientes.

Mendoza está, desde hace más de 10 años, entre las cinco provincias con los índices más elevados de denuncias por robo de autos. Y esto no es menor. Entre el 2019 y el 2020 estuvo detrás del AMBA, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y Córdoba, de acuerdo con los datos estadísticos de la Dirección Nacional de Registros Nacionales de la Propiedad Automotor (DNRPA).

Pero lo que más está generando preocupación es que los integrantes de las bandas están armados y no les tiembla el pulso para provocar un daño irreparable en la vida de las personas. Pasó con Sosa a principios de marzo y con Juan Villanueva hace una semana. El primero murió a los pocos minutos y el segundo lucha por su vida en Terapia Intensiva del Hospital Central.

Ver también: Las similitudes entre el caso del baleado en Guaymallén y el crimen del venezolano

Las respuestas todavía no son las esperadas. Si bien hay decenas de asaltantes que han caído en las redes policiales en los últimos años, casos como el del fletero todavía continúan impunes.

Mayor prevención en las calles con la policía informada, acción coordinada con la Justicia y más trabajo sobre bandas criminales para conocer sus orígenes y sus motivaciones a través del área de inteligencia, es a lo que siempre apuntan todas las gestiones, pero pasan los años y los resultados siguen sin alcanzar un éxito que permita darlo a conocer a la sociedad.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.