BUENOS AIRES (TÉLAM). Un vigilador privado murió de dos balazos frente a su casa de la localidad bonaerense de Villa Concepción, partido de San Martín, cuando fue confundido con un ladrón por dos policías, quienes luego fueron detenidos, informaron fuentes policiales.

    Los investigadores creen que se trató de una confusión y que los oficiales pensaron que la víctima era un delincuente, mientras que el vigilador muerto creyó que lo iban a asaltar, porque los agentes iban vestidos de civil. El hermano de la víctima dijo que el fallecido extrajo su pistola para defenderse, porque creyó que iban a robarle, aunque afirmó que está convencido de que los oficiales detenidos querían robarle el automóvil.

    El hecho ocurrió el sábado a la noche, alrededor de las 20, en el cruce de Marengo y Santa Rosalía, a dos cuadras del club de golf y a tres de la estación de trenes de San Andrés, al noroeste de Buenos Aires. A pocos metros de allí, en Marengo al 3200, residía la víctima, identificada por la policía como Gustavo Visciglia, de 35 años, quien trabajaba como vigilador privado.