access_time 09:30
|
6 de diciembre de 2021
|
|
Tribunales

Perpetua para el hombre que mató a su hermano y lo enterró en el patio de su casa

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1635106059819Portada%20hermanos%20Bravo.jpg
Juan Felipe y Jorge Antonio Bravo, víctimario y víctima del hecho.

Se trata de Juan Felipe Bravo, detenido por el crimen de su familiar, Jorge Antonio, ocurrido en octubre en el barrio Covimet. Lo condenaron tras reconocer la autoría en un juicio abreviado.

La Justicia condenó la mañana de este lunes a Juan Felipe Bravo, el fratricida del barrio Covimet de Godoy Cruz. El hombre, de 60 años, se encontraba acusado por el crimen de su hermano, Jorge Antonio, a quien ultimó a cuchillazos y enterró en el patio de su casa.

La audiencia estuvo presidida por la jueza María Julieta Espínola, del Juzgado Penal Colegiado Nº 2, quien homologó el acuerdo entre el fiscal de Homicidios Carlos Torres y la defensa del imputado para definir todo a través de un juicio abreviado inicial, a poco menos de dos meses de ocurrido el hecho de sangre.

En tanto, a su pareja, Patricia Viviana Jaime, de 46 años, se le impuso un castigo de tres años de prisión por el encubrimiento del asesinato y quedó en libertad, indicaron fuentes policiales.

Ver también: La trama detrás del fratricidio del barrio Covimet

Así, el hombre fue sentenciado a prisión perpetua por el delito de homicidio agravado por codicia y alevosía. La calificación se apoyaba en la hipótesis de que la víctima, de 51 años, fue asesinada por su familiar debido a un conflicto que mantenían por la tenencia de una propiedad, tras el fallecimiento de sus padres.

Esa versión a la que llegaron los pesquisas de la causa sostiene que Juan Felipe buscaba transformarse en el único dueño de ese inmueble y otros bienes, ya que no llegaban a un acuerdo para realizar la venta de los mismos.

Por ese motivo, en medio de una discusión por ese tema, ultimó a su hermano con un arma blanca, surge de la investigación. Tras el crimen, Jorge Antonio fue enterrado en el patio y le colocaron unas plantas arriba para despistar a los detectives.

Pese a eso, en medio de la búsqueda del hombre, los sabuesos notaron que, en ese sector, la tierra había sido removida y esa situación provocó que el principal acusado confesara frente a los presentes.

Las contundentes pruebas que manejaba el fiscal Torres, quien lideró la pesquisa, motivó que el caso se esclareciera en tiempo récord y no hubo necesidad de llegar hasta un juicio por jurados.

Conmoción en Godoy Cruz

El caso tuvo su inicio el martes 19 de octubre, luego de que Jorge Antonio dejó de ser visto por sus allegados. Tras varias horas de incertidumbre, se radicó al día siguiente una denuncia de averiguación de su paradero en la Oficina Fiscal Nº 3, por lo que intervino personal de la División Búsqueda de Personas.

Cuando los investigadores se dirigieron hasta su domicilio de calle Pehuajó, donde también tenía una quiniela, fueron atendidos por su hermano, Juan Felipe. El hombre les aseguró que su familiar se había ido con una mujer el martes por la madrugada y que no había vuelto a tener noticias sobre él.

Debido a que la versión no resultó creíble para los detectives, las sospechas recayeron sobre el hermano del desaparecido. Además, vecinos apuntaron contra el hombre y un testigo reveló que lo había visto "quemando cosas" en el patio de la propiedad.

Ante eso, se realizó una inspección en ese sector de la casa y al notar la tierra movida, se solicitó la presencia de Bomberos para realizar una excavación. En medio del procedimiento, Juan Felipe se quebró y confesó ante las autoridades policiales y judiciales que lideraban las tareas.

Alrededor de la 1, del sábado 23, el cadáver de la víctima fue encontrado enterrado a unos 50 centímetros de profundidad. Los peritos que trabajaron en la escena constataron que tenía lesiones cortantes en el tórax y el rostro.

Tras el hallazgo, Juan Felipe y su pareja fueron detenidos y trasladados a una comisaría de la zona, para luego ser imputados por el fiscal del caso.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.