access_time 15:26
|
27 de septiembre de 2021
|
|
Tribunales

Otro revés para dos de los detenidos por el asesinato de los hermanos Álvarez

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1628615599165index1.jpg
Fabián y Alex D´Agostino.

Fabián D´Agostino y su hijo Alex, quienes seguirán en prisión por el doble crimen. En tanto, los hermanos Isidro y Luis Andrada, recuperaron la libertad por falta de pruebas en su contra.

La Justicia le dictó la tarde de este lunes la prisión preventiva a dos de los acusados por doble crimen de los hermanos Franco y Kevin Álvarez, ocurrido a principios de junio en Maipú. Se trata de Vicente Fabián D'Agostino Ferreya y su hijo Alex Leonel D'Agostino Cala.

La jueza Alejandra Mauricio hizo lugar al pedido de la fiscal de Homicidios Andrea Lazo, a cargo del expediente, para que los sospechosos continúen tras las rejas.

Durante la audiencia, la representante del Ministerio Público presentó una serie de pruebas que complican a los presuntos matadores.

De esa forma, la misma magistrada, del Juzgado Penal Colegiado Nº 1, le otorgó otro revés a los imputados, ya que anteriormente les había rechazado el pedido de morigeración de la detención, durante una audiencia de control jurisdiccional.

En tanto, los hermanos Isidro Omar y Luis Silvestre Andrada Rivero, quienes también se encuentran imputados por el hecho de sangre, recuperaron la libertad. Esto porque la jueza consideró que no existen elementos probatorios suficientes para mantenerlos detenidos.

Más allá de eso, seguirán acusados y sometidos a proceso, explicaron fuentes judiciales consultadas.

Ver también: Doble crimen de los hermanos Álvarez: la confesión que cambió la investigación

El caso

Kevin y Franco Álvarez desaparecieron el lunes 7 de junio, día en que salieron de su casa de Colonia Bombal y se dirigieron hasta Los Corralitos, Guaymallén, donde debían cobrar el dinero de un trabajo de albañilería que había realizado días antes.

Los hermanos se comunicaron por última vez con su madre a las 21.30, para avisarle que iban a regresar tarde a su hogar, ya que continuaban esperando a que les abonaran. Minutos más tarde, a las 21.47, el Whatsapp de Kevin registró su última conexión y no hubo más noticias sobre ellos durante días.

Luego de que la progenitora radicó la denuncia de paradero, se inició una intensa búsqueda de las víctimas, que finalizó el domingo 27 de ese mes con el hallazgo de los cadáveres de ambos en la laguna del Viborón, en Rodeo del Medio.

En medio de la búsqueda, los pesquisas ya habían avanzado sobre una serie de pruebas recolectadas, que apuntaban a que los hermanos habían sido blanco de una agresión que terminó con sus vidas.

Fue a través del análisis del celular de Franco, quien lo había dejado en su vivienda antes de la desaparición, que se constató que había intercambiado mensajes amenazantes por parte de personas vinculadas a las labores de albañilería que había realizado.

Las hipótesis que manejaban los investigadores, sostenían que hubo hartazgo por parte de los sospechosos con respecto a una serie de actitudes por parte de Franco Álvarez: consumo de estupefacientes, discusiones, trabajos sin terminar, reclamos de dinero y hasta el robo de una planta de marihuana a uno de ellos, surge de la pesquisa.

Con esa prueba, los cuatro acusados fueron detenidos e imputados por el delito de homicidio agravado por la alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas y por homicidio agravado por el uso de arma de fuego, con el que arriesgan perpetua en caso de llegar a juicio. 

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.