access_time 14:44
|
4 de julio de 2022
|
|
Polo Judicial

No prescribió ninguna causa contra el "Chacal de la casa del horror" y seguirá preso

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1655761075793Portada%20Chacal.jpg
El Chacal, complicado de cara a un juicio en su contra.

Una jueza determinó que el hombre de 61 años debe seguir en la cárcel por todas las denuncias en su contra. No se vencieron los plazos para la investigación.

Lo llaman el “Chacal de la casa del horror”. Está preso desde los primeros días de abril y lo acusan de abusar sexualmente de tres hermanos –y de maltratar a otros dos– que tuvo a cargo durante más de diez años en departamento del barrio Covimet, de Godoy Cruz.

En una conversación que mantuvo con uno de los jóvenes, confesó los hechos y dijo estar arrepentido.

Ver también: El Chacal de la “casa del horror” confesó los abusos en un chat de WhatsApp

Hace unos días se desarrolló una audiencia clave para el futuro de las causas que se iniciaron en la Unidad de Delitos Contra la Integridad Sexual y este lunes se conoció la resolución. El fallo fue a favor de las víctimas. 

Tenía como objetivo resolver positivamente la prisión preventiva contra este hombre de 61 años y la jueza María Cristina Pietrasanta la dictó por los tres casos, los que tuvieron como víctimas a dos hermanas y uno de los hermanos.

Esto significa que el imputado seguirá en una celda mientras se profundiza el desarrollo de la instrucción por el delito de abuso sexual agravado.

El encuentro entre las partes tenía este objetivo para la querella, a cargo de Sergio Salinas y en representación de los jóvenes abusados: que la magistrada no decretara la prescripción del resto de los expedientes por el paso del tiempo entre los hechos y la presentación de la denuncia, como determinó el fiscal Gustavo Stroppiana, quien se basó en la modificación del Código Penal a través de la ley 27.206 de Respeto a los Tiempos de las Víctimas, de octubre del 2015. Y lo logró. 

Lo cierto es que la jueza coincidió con el abogado querellante y resolvió que el resto de las causas denunciadas no prescribieron, un paso fundamental para el pedido de justicia de las víctimas.

Básicamente, señaló que deben continuar investigándose los casos a pesar de que pasaron los 12 años estipulados como máximo para hacer la denuncia después de que las víctimas cumplieron la mayoría de edad, destacando de esta forma los derechos de los pequeños.

Salinas había expuesto hace unos días, cuando se inició la audiencia, entre otros argumentos, que la acción penal era imprescriptible porque Argentina firmó en 1990 la Convención sobre los Derechos del Niño, que así lo establece para la protección de los chicos para este tipo de casos. Básicamente, los hechos habrían ocurrido entre 1993 y el 2003 en una propiedad del barrio Covimet.

Tres de los hermanos –dos mujeres y un varón– denunciaron haber sido abusados sexualmente durante ese tiempo, cuando eran niños y adolescentes y se encontraban a cargo de una familia cuidadora que formaba parte de un programa de la por entonces Dinnadyf.

La defensora oficial Silvina González entendía que todas las causas debían ser archivadas porque estaban vencidos todos los plazos. Entendió que correspondía la libertad del sospechoso. Sin embargo, la jueza no hizo lugar a sus planteos. 

Ver también: Los dramáticos relatos de abusos sexuales cometidos por un nuevo "Chacal" atrapado en Mendoza

Las presentaciones comenzaron a radicarse entre setiembre y octubre del 2019 en una Oficina Fiscal. Y, en dos de los casos, las víctimas ya tenían más de 30 años, es decir, 12 años más de lo máximo permitido para que no prescriban las causas.

Con el paso del tiempo, el fiscal Stroppiana ordenó la detención del llamado Chacal, tal como reveló este diario a principios de abril. La captura se produjo en uno de los monoblocks del barrio Covimet y lo imputaron.

Lo enviaron al penal y ahora le dictaron la medida cautelar que afecta la libertad en uno de los hechos, el que habría sufrido la más chica de los hermanos.
Esta joven hizo la denuncia el 29 de octubre del 2019. Detalló a los investigadores que comenzó a ser abusada sexualmente cuando tenía entre 6 y 7 años, es decir, en 1998 y 1999.

Dijo que el Chacal la obligaba a acostarse con ella y que le bajaba los pantalones para accederla carnalmente. También la obligó a presenciar cómo abusaba de uno de sus hermanos y sometió a este chico para que la penetrara a ella.

Ver también: Las cinco víctimas del Chacal y su lucha: “Con ese hombre en la calle corremos peligro”

La más grande de los hermanos, hoy con 36 años, fue quien inicialmente denunció al Chacal. Explicó que comenzó a ser vejada cuando tenía entre 12 y 14 años y que los hechos continuaron hasta el 2003, cuando decidió abandonar la vivienda que compartían.

En una entrevista con El Sol, esta joven detalló cómo actuaba el agresor y aseguró que su mujer estaba al tanto de los hechos. Entendió que debería ser detenida por encubrimiento y pidió su captura, más aún porque le confesó lo que sabía a una hija biológica.

“No entiendo por qué no la han citado absolutamente para nada. La propia hija lo fue a denunciar, después de que fuera a ver a la madre y ella le confesara que abusó de nosotros. Ella lo sabía desde el día 1”, señaló.

Y exigió: “Pretendo de la Justicia que se tome con mucha importancia este caso, ya que nosotros pudimos declarar y contar lo que nos pasó cuando crecimos y pudimos ya no tener más miedo. Los maltratos son indicios de todo lo que empezamos a padecer, siendo una manera de tener una estrategia de una persona manipuladora, obsesiva para hacer todo lo que hizo con niños totalmente vulnerables”.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.