El ex jefe del Tercer Cuerpo de Ejército con sede en Córdoba, general de división retirado Luciano Benjamín Menéndez, fue citado ayer por el juez federal Walter Bento para ser sometido a una indagatoria de entre 6 y 8 causas relacionadas con privación ilegítima de la libertad y torturas, sucedidas durante el último gobierno de facto (1976-1983). No obstante, según pudo conocerse, El Cachorro –como apodaban al militar– se abstuvo de declarar por los hechos que se le imputan. Bento lleva adelante la investigación de más de 60 expedientes de desaparecidos en manos de quienes gobernaban el país, como así también otras causas de torturas y secuestros.

    Para esquivar cualquier acontecimiento en la puerta de los Tribunales Federales, y más sabiendo de que los grupos de Derechos Humanos se hacen presentes cada vez que a Menéndez le toca declarar en Mendoza, El Cachorro llegó muy temprano al juzgado, a las 7.30, y esquivó así a todas las cámaras, micrófonos y críticas que recibe en cada juzgado al que asiste. Ayer, el militar retirado fue citado también por el juez Federal de San Rafael, Héctor Raúl Acosta, pero también se abstuvo de declarar. Luego de salir de la oficina del magistrado sanrafaelino, Menéndez manifestó ante la prensa:“No hago declaraciones. Gracias, muy amables”.