access_time 10:16
|
16 de mayo de 2022
|
|
Operativo en Ciudad

Mató al volante, salió de la cárcel y ahora lo atraparon con un arma policial robada

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1652706640988FotoJet(41).jpg
Villalba Quintero tiene 21 años.

Se trata de Claudio Villalba, quien en 2019 atropelló y le quitó la vida a Jorge Quiroga en El Borbollón. Fue condenado a fines del año pasado y gozaba de la libertad condicional. Regresará a prisión.

A comienzos de 2019, Jorge Oscar Quiroga murió al ser atropellado mientras esperaba el colectivo en una parada de El Borbollón, en Las Heras. El conductor del vehículo, y responsable de la tragedia vial, estaba alcoholizado y apenas había superado la mayoría de edad.

Se trataba de Claudio Adrián Villalba Quintero, a quien los detectives identificaron rápidamente por su apellido y lo vincularon con la peligrosa banda lasherina de los Canavis, ya que es primo de los líderes de esa gavilla con base en el barrio Santa Teresita.

Hace poco más de siete meses, Villaba Quintero fue condenado a tres años de prisión y regresó a las calles, debido a que un juez le otorgó el beneficio de la libertad condicional.

Ver también: Los cuatro acusados que arriesgan duras penas por matar al volante

Pero poco le importaron al joven las condiciones impuestas por la Justicia para no quedar tras las rejas y la madrugada de este lunes fue detenido con un arma policial robada en Ciudad.

La información a la que accedió El Sol sostiene que, alrededor de las 5.30, personal de Preventores regresaban a pie tras ser desplazado por una novedad.

Cuando pasaban por el cruce de avenida San Martín y Entre Ríos, a metros del microcentro, observaron a dos sujetos en actitud sospechosa junto a un Chevrolet Corsa blanco.

Acto seguido, uno de los individuos retiró un arma de fuego que tenía guardada debajo del capot, por lo que solicitaron apoyo policial.

A los pocos minutos, una movilidad arribó al lugar y el malviviente armado salió corriendo por calle Entre Ríos, hacia el este. A partir de allí se inició una persecución a pie, en la que un uniformado logró atraparlo a los pocos metros.

Cuando el efectivo lo requisó, le halló entre sus prendas una pistola Bersa calibre 9 milímetros, que estaba cargada con nueve municiones. Al consultar el número del arma, verificaron que había sido robada el 25 de enero del domicilio de una policía que presta servicios en la Unidad Especial de Patrullaje Rivadavia (UEP).

Por su parte, durante la individualización del sospechoso, se constató que se trataba de Villalba Quintero, de 21 años, quien se encontraba con libertad condicional.

El joven fue trasladado a la Comisaría Tercera, donde quedó a disposición de la Justicia. Fuentes consultadas indicaron que deberá regresar a prisión.

Alcoholizado y sin licencia

Corrían las 8.30 del domingo 10 de febrero del 2019 cuando Jorge Quiroga se encontraba en una parada de colectivos de ruta 40 y calle San Ramón, en el distrito de El Borbollón.

Sorpresivamente, mientras el hombre de 51 años esperaba el ómnibus, fue impactado por un Gol Trend negro que iba en dirección al norte por la ruta 40.

Debido a la velocidad que llevaba, el vehículo continuó su curso algunos metros, cruzó una acequia, chocó contra un árbol y destrozó un poste telefónico, de acuerdo con la reconstrucción.

A raíz del accidente, Quiroga falleció prácticamente en al acto y una chica que acompañaba a Villalba Quintero sufrió algunas lesiones menores.

El chico fue detenido y se le realizó el test de alcoholemia, que arrojó como resultado que tenía 1,30 gramos de alcohol por cada litro de sangre.

De la investigación surgió que el joven circulaba a alta velocidad y no tenía carnet de conducir, por lo que fue imputado por el fiscal Fernando Giunta por homicidio simple con dolo eventual, calificación con la que arriesgaba una pena de 8 a 25 años de prisión.

Ver también: Otro conductor imputado y en la cárcel por atropellar y matar

Pero la acusación inicial no prospero, ya que el juez Diego Lusverti cambió la calificación a homicidio culposo agravado -de 3 a 6 años de encierro-, lo que le permitió a Villaba Quintero arreglar una sentencia mediante un juicio abreviado final, en octubre del año pasado.

En el debate, debió reconocer la autoría del hecho y le impusieron una pena de 3 años de prisión e inhabilitación de 10 años para conducir, por el delito de homicidio culposo agravado. Aunque no quedó tras las rejas porque el juez Agustín Chacón le otorgó el beneficio de la libertad condicional.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.