access_time 07:06
|
14 de enero de 2022
|
|
Tribunales

Le dieron la domiciliaria a un temido asesino carcelario

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1637844132525001229833.jpg

Se trata Juan Marcelo Tejada, condenado en el 2018 por matar a un interno en prisión. Tras quedar en libertad, cayó acusado de usurpar la vivienda de un vecino.

Hace casi dos meses, un conocido asesino carcelario volvió a caer en las garras policiales tras ser acusado de usurpar, mediante amenazas, la casa de un vecino y enfrentarse a tiros con policías en Godoy Cruz. Se trata de Juan Marcelo Tejada Jofré (31), a quien la Justicia le dictó esta semana la prisión preventiva en modalidad domiciliaria.

Más allá de que para los detectives policiales se trata de un personaje peligroso y cuenta con antecedentes que avalan esa consideración, la jueza Miriam Núñez, del Juzgado Penal Colegiado Nº2, le otorgó el beneficio debido al estado de salud que presenta y denegó el pedido de libertad de la defensa.

Ver también: Una casa usurpada, amenazas, tiroteo y un peligroso delincuente baleado

Esto, principalmente, porque, durante un enfrentamiento con policías, Tejada resultó herido por un presunto cómplice en una pierna. Más allá de que le dieron el alta médica, jamás se recuperó del todo y su cuadro fue empeorando desde que regresó a prisión.

La magistrada entendió que dentro del penal no podrá recuperarse y se podría agravar aún más su salud, por falta de controles o cuidados necesarios. También se valoró la situación de la pareja de Tejada, quien tiene varios hijos a cargo y actualmente está cursando un embarazo.

Si bien la jueza dispuso que Tejada cumpla la medida de coerción impuesta en su casa, la disposición todavía no se hizo efectiva, debido a que resta el resultado de informes del Servicio Penitenciario, que tienen la finalidad de constatar si están dadas las condiciones para que quede detenido en el domicilio donde reside con su novia.

Por su parte, el expediente por las coacciones que lidera la fiscal de Delitos No Especializados Patricia Atur está listo para ser elevado a juicio cuando finalice la feria judicial.

Usurpación, amenazas y cruce armado

Fue la noche del 23 de noviembre del año pasado, cuando un albañil, de 55 años, se comunicó con la línea de emergencias 911 para denunciar que un sujeto armado se había encerrado en su casa de la manzana D del barrio La Gloria.

Ante la inminente llegada de policías, el sospechoso abandonó el inmueble y se dio la fuga.

Al mismo tiempo, otro sujeto apareció y se ofreció a hacer de testigo. Fue entrevistado por los efectivos que llegaron a la escena y hasta declaró en favor de la víctima.

Sin embargo, cuando los uniformados se retiraron, agredió al dueño de la casa y le dijo: “Ahora, la casa es mía” y lo amenazó de muerte si llamaba nuevamente a la policía.

Allí, la víctima se dio cuenta de que se trataba de un cómplice del otro individuo, que estaba armado dentro de su hogar. Uno de los sospechosos fue identificado como Tejada Jofré y el dato fue aportado a policías de la zona, quienes lo conocían por su amplio prontuario.

Ver también: Lo buscan por un asesinato y amenaza con “llevarse un policía” si lo van a detener

Al día siguiente, efectivos tomaron conocimiento de que el condenado homicida había sido visto a bordo de una moto, en compañía de su pareja embarazada y portando un arma de fuego.

Ante eso, se logró divisarlo por las cámaras de seguridad de la zona y pudieron interceptarlo en el barrio Tres Estrellas. De acuerdo con la información policial, en ese complejo, Tejada y un cómplice enfrentaron a tiros a los uniformados y hubo fuego cruzado.

En medio de la balacera, Tejada cayó al suelo con una herida de bala en una pierna. Aparentemente, el proyectil que le impactó al sospechoso salió del arma de su compañero, un tal Chispa o Chispita, quien se dio a la fuga.

Tras eso, Tejada fue trasladado al Hospital Central, donde permaneció algunos días internado con consigna policial, y luego pasó a la cárcel.

Condenado

Adrián Rudy Soda fue uno de los asesinos del crimen del turista neocelandés Nicholas Heyward, ocurrido en el 2014 en el Parque General San Martín.

En medio de su estadía en el penal de San Felipe, el malviviente fue asesinado el 8 de diciembre del 2016.

Por ese homicidio intramuros había resultado sospechoso Tejada. Pero, antes de que se lo imputara, quedó en libertad.

Ver también: Lo acusaron de matar en prisión, recuperó la libertad y ahora lo buscan por ese hecho

Eso provocó una intensa búsqueda, en la que se mantuvo prófugo durante varios meses. Mientras estaba en la clandestinidad, Tejada se mostraba armado en las redes y hasta amenazaba con matar a policías.

Finalmente, en julio del 2017 fue capturado en la localidad bonaerense de Moreno. En abril del 2018, reconoció la autoría en un juicio abreviado y lo condenaron a cuatro años prisión por el asesinato.

SEGUÍ LEYENDO:

Diario El Sol Mendoza. Domicilio: La Rioja 987, M5500 Mendoza. Argentina. Director Periodístico: Jorge Hirschbrand. © Copyright Cuyo Servycom SA 2020. Todos los derechos reservados.